El comercio de Os Mallos se prepara para conmemorar el Día del Padre

Luisa, de Borrón Dixital, junto al cartel de la campaña del Día del Padre | javier alborés
|

El Día del Padre es la fecha de mayor consumo en marzo. Tras meses de dificultades, pérdidas y restricciones, el comercio del barrio de Os Mallos se prepara para celebrar este día con las pilas cargadas, sobre todo tras lo ocurrido el pasado año, cuando no se pudo conmemorar esta celebración por el confinamiento decretado.


Con un cartel muy vistoso, en el que un padre sale cogiendo en brazos a una niña, los establecimientos asociados a Distrito Mallos ya decoran sus escaparates. Es el caso de la imprenta Borrón Dixital, ubicada en la calle de Ramón Menéndez Pidal, 22. Su propietaria, Luisa, que también fue la autora del cartel, anima a todos los consumidores a participar en esta iniciativa para que “haya vida en el barrio”.


La campaña tiene un funcionamiento muy sencillo, y no es la primera vez que se hace algo parecido. Con cada compra realizada en los locales, los propietarios entregan al cliente una papeleta, que, tras rellenarla con el nombre y el número de teléfono, entran en el sorteo de diez bonos valorados en 25 euros cada uno y que, a su vez, estarán destinados a invertirse en las tiendas de esta zona de la ciudad. “Estas campañas suelen funcionar muy bien porque hacemos que la gente participe con cada compra”, asegura Luisa, que añade que “en Os Mallos la gente es muy de comprar en el propio barrio, pero queremos animarlos incluso más”, sostiene.


Fidelizar al cliente

El año pasado Distrito Mallos ya llevó a cabo una iniciativa en esta línea, pero, tal y como comenta el presidente de la asociación de comerciantes, José Salgado, “este año la diferencia es que regalamos más cheques, también porque ahora hay más necesidad y es una forma de fidelizar al cliente”, dice. El sorteo de los bonos se realizará días después del 19 de marzo.


Salgado relata, además, que hay comercios que han sido obsequiados con un bote de bombones y un cheque por la ayuda que le prestaron a la asociación para pagar la devolución de la Lotería de Navidad. “Eran participaciones de cinco euros y, como tocó la devolución, nos llevó mucho tiempo gestionar semejante volumen de reparticiones”, indica.


De cara a Semana Santa, afirma que “esperaremos a ver cómo funciona esta campaña”, ya que, si sale bien, “haremos algo”. 

El comercio de Os Mallos se prepara para conmemorar el Día del Padre