A Coruña se echa a la calle con distancia y medidas de seguridad para reivindicar una igualdad real

Las manifestantes portaron diferentes enseñas para reclamar la igualdad entre mujeres y hombres
|

La ciudad contó ayer con dos manifestaciones y un sinfín de actos para conmemorar el Día Internacional de la Mujer, una jornada en la que la pandemia no impidió las reivindicaciones contra el machismo y el clamor popular por una igualdad real.


Por la mañana la CIG convocó una marcha que partió de tres localizaciones, una de ellas la Torre de Hércules, y que confluyó en la plaza de Pontevedra. Ya por la tarde, la plataforma Galegas 8M congregó a medio centenar de participantes, según datos de la organización y de la Policía Local, en una manifestación que partió desde Tabacos y terminó en la plaza de María Pita.


Galegas 8M sostuvo que la protesta “no se ha detenido, a pesar de la situación sanitaria, porque la movilización social es una tarea esencial si se quiere terminar con las desigualdades”. Las mascarillas y la distancia social fueron las protagonistas en todas las marchas y actos por el 8-M.


Acciones

Por su parte, Emalcsa ha puesto en marcha su primer Plan de Igualdad de Oportunidades en la compañía, con el objetivo de conseguir “melloras reais”. “O obxectivo é revisar o actual manual de postos de traballo (RPT) e aliñar esta ferramenta co desenvolvemento do plan, de acordo cos requisitos sinalados na lexislación vixente”, comenta Emalcsa.


La Asociación de Jóvenes Empresarios (AJE) ha reformulado sus estatutos para pasar a incluir en su nombre a las empresarias. La entidad aseguró ayer que el 29% de las afiliaciones en AJE Coruña son mujeres, un porcentaje superior si se compara con la media española de mujeres CEO, que en 2020 rozó el 25%.


Además, el delegado de la Xunta en A Coruña, Gonzalo Trenor, visitó ayer la muestra “Elas escribiron a historia” en la biblioteca Miguel González Garcés. 


A Coruña se echa a la calle con distancia y medidas de seguridad para reivindicar una igualdad real