Biden se enfrenta a los matones y se gana a los republicanos

FOTO: Biden, con cara de no romper un plato | EFE
|

Empieza fuerte Joe Biden en el tema bélico. A la primera de cambio, bombardeo. Para dejar claro que no tolerará ataques contra Estados Unidos, por supuesto, nadie piense que suelta bombas sin motivo. Estas, que se llevaron por delante a al menos una veintena de milicianos proiraníes que actúan en Siria e Irak han sido en respuesta a un ataque en el Kurdistán iraquí. Un ojo por ojo de toda la vida, pero vestido de demostración de poder. La vieja estrategia de plantarle cara al matón del cole para que sepa que no le tienes miedo. Pero aquí en lugar de jugarte el bocadillo te juegas unas cuantas vidas ajenas. Curiosamente, han sido los republicanos los que han defendido la acción del nuevo presidente, que igual resulta que no es tan distinto del anterior.

Biden se enfrenta a los matones y se gana a los republicanos