Del máster de la tele al restaurante

|

A Jordi Cruz, el cocinero guaperas de Masterchef, le cayó hace una temporada la del pulpo en las redes sociales. Cuando ya estaba bien mazado, los tuiteros lo asaron a fuego lento. Realmente parecía un manjar salido de la cocina de su restaurante. Y todo porque había defendido la esclavitud culinaria, pues se mostró partidario de que los becarios que se forman con los grandes chefs no cobren ni un pavo mientras están aprendiendo. Ahora ha fichado para su establecimiento a un concursante recién expulsado de Masterchef, así que veremos si a final de mes le paga algo. Pero lo haga o no, al menos no podrán acusar al becario de haber falseado el máster.

Del máster de la tele al restaurante