“Los cigarrales”, éxito teatral

|

No son profesionales, pero lo rozan. Valga el amor dramático de “Los cigarrales”, grupo de teatro aficionado de la Casa de Castilla-La Mancha de La Coruña para acreditarlo. Porque el trabajo y la entrega justifican sus apariciones. Ahora, en el Ágora, con guión original de Juan José Alonso Millán “¡Ya tenemos chica!”, Simple bufonada sin otro interés que hacer reír.
Creemos, sin embargo, que el texto ofrecido es cojitranco, repetitivo, histérico, contumaz, tópico y de los grandes expresos de necesidades que deben evitarse al escenificar una propuesta. Actores y actrices luchan por defender papeles encorsetados cuando no falsos –citemos la escena erótica de Marta con Adriano metida con calzador– ¡ Allá los responsables de la elección! Desde nuestra ignorancia intentamos dar luz. Pero el tema del servicio doméstico está trillado y para ofrecer originalidad se necesitan nuevos mimbres.
“Picasso es comunista; yo, tampoco”, sentenció Dalí como catapulta de veracidad. Desde semejante plataforma alabamos las buenas maneras, dirección, escenografía, música, iluminación y sonido de Víctor Díaz Barús. Junto a él calificamos “compañía”, sinónimo de trabajo en equipo, que trasciende cualquier individualidad. Con tal proyección calificamos la notable actitud de Mariquiña Miragalla, hilo conductor del argumento, apoyada  por Paco López como marido. Bien Sira Delgado en su rol de “iluminada” y sinvergüenza Venancia, sin olvidar a Lola González como irreductible madre y abuela Flora. Tampoco podemos omitir a Luis Quián en doble papel de taxista y Hassan, a una arrolladora Charo Barros y a una simpática Mila Martínez. Completan cartel Jesús Freire como Adriano y Celestino Mayo en roles de agente empresarial y locutor televisivo.

“Los cigarrales”, éxito teatral