La subida del salario mínimo llegó con un poco de retraso

|


EL Tribunal de Cuentas, que claramente va con el enemigo, le ha sacado los colores –¡mira que es difícil!– a En Marea, originariamente un espacio multicultural hispano-galaico y ahora sabe Dios qué, al descubrir que había violado la Ley Electoral con la financiación de su campaña para el 20-D. Más de seis meses tardó el satélite enxebre de Podemos en saldar su deuda de 39.679 euros . Los mareantes admiten que hubo lo que ellos denominan “unos desajustes”, pero matizan que ya está todo solucionado. Si ellos lo dicen así será, pero si fuesen un poco más perspicaces aun podían aprovechar para echar la culpa al PP y al PSOE, por haber tardado tanto tiempo en pactar la subida del salario mínimo. Ese incremento, que elevará hasta más allá de los 4.000 euros el sueldo mensual de los diputados, hubiese permitido que la cuota que ceden al partido fuese también más alta y, por lo tanto, pagase antes la deudas. Así que si el Tribunal de Cuentas tiene algo que decir, que reclame a los populares y a los socialistas.

La subida del salario mínimo llegó con un poco de retraso