De cómo se puede ser persona antes que enemigo político

|

Se suele decir que en las crisis aflora la verdadera naturaleza de los seres humanos, aunque no podemos estar seguros de que la máxima se pueda aplicar a la clase política, por aquello de que el cargo se suele comer a la persona. De ser cierto, en cualquier caso, hay alguno que deja mucho que desear, como Toni Cantó, que en una intervención como portavoz de Ciudadanos en las Cortes valencianas ha soltado la perla: “Montero, manifestante ilustre, hermana yo sí te contagio” tras conocer el positivo en coronavirus de la ministra. Por más que a uno le tiente la posibilidad de aprovechar la circunstancia para cargar contra un rival, hay cosas que son rastreras hasta para el barro político. Sin que sirva de precedente, puede tomar nota de la reacción de Santiago Abascal, que tampoco es precisamente sospechoso de ser fan de la vicepresidenta consorte. El líder de Vox le ha deseado una pronta recuperación, porque, ha anunciado, de exigir responsabilidades ya habrá tiempo. Así sí.

De cómo se puede ser persona antes que enemigo político