A TRABAJAR EN LA RÍA

|

La regeneración de la ría ya tiene fecha; al menos el estudio que servirá para determinar el método de trabajo y que deberá estar acabado antes de que concluya este año. La espera ha sido larga, muy larga, pero, al fin, se ha firmado el acuerdo que permitirá devolver las aguas al estado que nunca debieron perder y menos si se tiene en cuenta que los bancos marisqueros constituyen el sustento de decenas de familias. Sin embargo, pensar que ya está todo hecho sería un error, porque si una vez que concluya la recuperación se vuelve a imponer la dejadez y en poco tiempo la ría se convierte de nuevo en un estercolero se habrá perdido el tiempo y, lo que es más importante, el dinero de todos que ahora se va a invertir.

 

A TRABAJAR EN LA RÍA