Candidatos a los Nobel de la estupidez

|

Si hubiera premios Ig Nobel, una versión alternativa y un poco paródica de los cotizados Nobel, fuera del mundo de la ciencia hay dos espécímenes gallegos que podrían optar a llevarse un galardón. El primero es ese descerebrado que se grabó a si mismo saltando con su bicicleta sobre el capó de varios vehículos a los que provocó importantes daños. El joven, de origen rumano y residente en Ourense, afortunadamente, pudo ser localizado gracias a sus ansias de notoriedad y a que colgó el vídeo en internet. Tendría que luchar por conseguir el premio con un ladrón de un móvil en A Coruña, que al verse perseguido por la Policía decidió arrojarse al mar. Al final, el joven de origen tunecino tuvo que ser rescatado por los agentes cuando estaba a punto de morir ahogado.

Candidatos a los Nobel de la estupidez