Los amores de Macron

|

QUE el alumno se enamore de su profesora no es tan raro. Que ella le corresponda a él, ya lo es un poco más. Que esa relación acabe en boda siendo la maestra veinte años mayor que el estudiante ya es extrañísimo. Pues esa historia es la que vivieron el presidente de Francia, Emmanuel Macron, y la que ahora es su mujer, Brigitte Trogneux. Él tiene 38 años y ella 57; se conocieron cuando a él aún le faltaba un año para llegar a la mayoría de edad y ahí siguen dos decenios después. Claro que a favor del líder de En Marcha debió de jugar el hecho de que sea un rompecorazones, porque ahora mismo Mariano Rajoy, el non grato en Pontevedra y muy grato en Guadamur, y Albert Rivera, el político antes conocido como Adolfo Suárez, se disputan su cariño. Los populares europeos lo quieren integrar en su estructura y los liberales aseguran que pertenece a su familia, así que uno y otro le hacen las beiras... Macron no dice nada –por ahora–, pero conociendo sus gustos por la madurez parece que el ciudadano naranja será el despechado.

Los amores de Macron