¡YA ESTA BIEN DE CUENTOS!

|

Hagan lo que quieran pero déjense de cuentos. Esas cuentas que tanto gustan en Alemania, amenazan la recuperación y dejan sin futuro a miles y miles de ciudadanos…

Los presupuestos del Estado, repasados “polo miudo” dejan claro que si el presente lo pintan negro el futuro será peor. Las rebajas – del 16,9% - en los ministerios suponen menos políticas de fomento del empleo; menos prestaciones por desempleo y, por supuesto, menos empleo público tanto en forma directa (empleos en la administración) como indirecta el rebajarse de forma alarmante el capítulo dedicado a las infraestructuras, aun cuando la ministra de Fomento cuente –unas veces en Zamora y otras en Pontevedra– el cuento de la buena pipa con música del cha-cha-chá del tren…

Alguien tan enterado como don José María Arias (¿banquero o ex banquero?) pronostica cuatro años más de “seca”  en el sector crediticio

 

Además de estas generalidades se pueden citar ejemplos puntuales: se rebajó, de forma peligrosa, el capítulo dedicado a la lucha contra los incendios; el capítulo dedicado a atender a ancianos en el hogar, deja al 90% de municipios sin ayudas y, en definitiva, el severo recorte de la Xunta afecta a los mayores de manera grave, que tendrán que pagar por las ayudas…

Pero es que, además, la reforma laboral –que según la ministra de trabajo tiene en su haber diez mil nuevos empleos y según le recuerdan las estadísticas más de cien mil despidos– ha conseguido que, al pagar las horas extras los empresarias se hayan ahorrado más de setenta mil empleo…

Un chiste de “El Roto”, lo explicaba con una sola frase: “Si abaratan los despidos podemos crear millones de asustados”… y así tienen el mercado laboral que, por cierto, pone en marcha una ministra –Fátima Bañez– que según la biografía oficial jamás tuvo un empleo pues se trata de “una liberada política”, primero con nomina del PP y ahora con los cuartos de todos…

Alguien tan enterado como don José María Arias (¿banquero o ex banquero?) pronostica cuatro años más de “seca” en el sector crediticio, descenso espectacular en los ingresos de la Seguridad Social por el aumento del paro y futuro incierto por culpa de los recortes en Educación…

Eso sí: Mariano indulta a los defraudadores (vaya suerte, señor Conde) pero amenaza a los ciudadanos que se manifiesten –activa y pasivamente – contra todo tipo de ladrones, corruptos, incompetentes.

Los que, por ejemplo dijo Rajoy, hicieron aeropuertos sin aviones o el Gaiás, sin ir más lejos… que a Compostela.

¡YA ESTA BIEN DE CUENTOS!