Víctor vuelve a casa

|


VÍCTOR es como es y se fue como se fue, pero al Deportivo le dio mucho; menos como entrenador –aunque los dos empates en el Camp Nou saben casi a pleno de la Primitiva– que como jugador, pero también estuvo mucho menos tiempo del lado de fuera de la línea de cal que del de dentro. Pero, por mucho que su salida del club fuese de aquella manera y pese a que haya quienes organicen en Abegondo sesiones vudú pensando en él, Víctor es un deportivista y Riazor es su casa. Así que un aplauso cuando salga al campo y después... que se tenga que consolar con un “Viva er Beti manque pierda!”.

Víctor vuelve a casa