OTRO SECTOR VÍCTIMA DE LA CRISIS

|

Las tiendas de muebles languidecen. Entre el estallido de la burbuja inmobiliaria y el daño que la crisis ha hecho en las economías familiares, sus ventas han caído de tal manera que es casi imposible mantener abiertos los negocios; de hecho A Coruña perdió la tercera parte de los establecimientos del sector en los últimos cuatro años. Los cierres llevan aparejado, como es lógico, el despido de los trabajadores, es decir, que el damnificado no es solo el propietario sino también sus empleados; incluso en varios casos, pese a seguir abiertas las mueblerías, los empresarios han despedido a parte de la plantilla. Y lo peor es que el futuro se presenta con perspectivas nada halagüeñas para un sector comercial que tradicionalmente tuvo mucho peso en la economía coruñesa, tanto por la cantidad de tiendas como por la calidad de sus productos.

OTRO SECTOR VÍCTIMA DE LA CRISIS