El eco de los ruidos

|

jo  con el mes de mayo y sus jflores. Más que flores, cuchillos. La jugada confusa (de penalti y expulsión si habláramos futbolísticos),  con nocturnidad y alevosía, montó el belén en esta primavera confinada por tantas cosas. Hoy, atendiendo a los ecos –ruido, mucho ruido interesado- que aún perduran después de varios días. Reflexionemos ¿era una necesidad urgente la derogación de la ley de Rajoy? No. ¿Está en el programa del gobierno y es por tanto una obligación con sus votantes. Si. Recojamos entonces los trozos de este destrozo y a funcionar. Convengan conmigo que hay  otra reflexión en torno a lo sucedido más allá del detalle: ¿Quién gobierna? Respuesta: una coalición apoyada por lo que se llamó “mayoría de legislatura”. Y ya puesto en esa tesitura ¿a quién debe atender el gobierno? ¿A los que le pusieron o a quienes lo quieren echar? El verdadero problema de Sánchez es que quiere soplar y sorber a la vez lo que es científicamente imposible. 
Como dice el viejo chiste hay que estar a setas o a Rolex. A lo peor todo este ruido promovido desde las bancadas de la derecha, demuestra  que no aceptan el itinerario de reformas sociales en favor de los que menos tienen. 
Por usar un tópico muy extendido: la visión de las dos Españas; pero como todas las Españas están representadas en el parlamento según el número de habitantes, el resultado es,  urnas por medio, que lo que se firma en el BOE responde a la mayoría de los ciudadanos,  que es la misma que apoyó a Sánchez y que según las encuestas aún le conceden crédito.  
 Y un último eco que llega desde Bruselas a través del Comisario de Economía: entre las medidas que le piden al gobierno español es invertir en sanidad pues cuenta (sic) con un sistema lastrado por la falta de inversiones (señalan, claramente, al PP de Rajoy, Feijóo, Ayuso, etc.), amén de resolver la precariedad en el mercado laboral y una brecha social entre la población, amén de  una eficaz protección social para los más vulnerables. 
O sea dicho así,  de frente y claro, la recomendación o el consejo es que el actual Gobierno de España no haga lo que hizo el equipo marianista durante años (2008 a 2014) y que aún estamos sufriendo. El ruido de las bancadas de la derecha y sus bravuconerías,  no pueden tapar la realidad pues se le juzga por lo que hicieron. 

El eco de los ruidos