Todo un personaje

|

Más de 400.000 fallecidos por el Covid 19 (por culpa del negacionismo), una sociedad enfrentada por el odio y las mentiras, incremento de la pobreza extrema, y un largo etcétera de situaciones envenenadas es laherencia que deja el ex presiente de los EEUU de Norteamérica, Donald Trump, a su nuevo sucesor, al haber estado mucho más preocupado, en toda su mandato presidencial, de sus empresas y de la situación personal y familiar que del propio país.

Actualmente, paradógicamente en los EEUU, hay más nacimientos de niñ@s de familias inmigrantes, de hispanos, de africanos, de orientales, de europeos y a pesar de ello sigue creciendo el racismo y la xenofobia entre la población americana asentada en el círculo vicioso de la sociedad del ocio y que no están dispuestos a perder sus privilegios.

Un ex presidente con ideas de extrema derecha, que denigra a las mujeres, que no reconoce la violencia machista, que no respeta los derechos de las familias inmigrantes, que basa todo en la idea de los beneficios económicos y del estatus social, que anima a las gentes de la América profunda con el eslogan de “américa para los americanos”, lo que ha creado es una evidente división y enfrentamiento social que llevará tiempo en poder superarse. 

Trump, ha sido y es todo un personaje, nada respetuoso con los que no tienen sus mismas ideas (“estás conmigo o contra mí”). Culpa a todo el que no le aplaude las gracias, a los medios de comunicación, a los senadores, a los funcionarios, a los jueces. Sin duda todo un ejemplo de demócrata.    

Todo un personaje