Buen jugador, rico, guapo y perseguido

|

cristiano Ronaldo, futbolista a impulsor de los vientres de alquiler, es un tipo envidiado; al menos, eso piensa él, que llegó a confesar que le silban en los campos porque es “rico, guapo y gran jugador”. Hacienda, que últimamente frecuenta los vestuarios, debe tenerle tal envexa que está dispuesta a pitarle por valor de 14 millones. Y para colmo el Comité de Competición lo ha sancionado con cinco partidos por empujar a un árbitro. El portugués está indignado y asegura que el castigo es exagerado y ridículo y constituye una persecución... Será rico, guapo y gran jugador, pero tonto aún lo es más FOTO: cristiano ronaldo | aec

Buen jugador, rico, guapo y perseguido