El desahucio es la moda en Cádiz

|

Los espectadores del estadio Ramón de Carranza recibieron al grito de “Hello, Kichi” a José María González, alias Kichi, el primer día que, recién investido alcalde, acudió al campo como un hooligan más del Cádiz. Si perder la pasión por el equipo, ahora es también hooligan del desahucio –y eso que es de Podemos–. Ha decidido enviar a Valencia 5.000 palomas para que no den la lata en su ciudad. No explica cuál es su destino, pero igual hasta se las ha vendido a un club de tiro de pichón. Sabiendo que el domingo se equivocó de mesa electoral, veremos dónde acaban las aves; igual hasta en Santander.

El desahucio es la moda en Cádiz