Fronteras cerradas para nosotros

|

Suerte tendremos si las aperturas de las fronteras no acaban suponiendo un conflicto diplomático entre los países de medio mundo. España le ha abierto los brazos –y los aeropuertos– a doce estados extracomunitarios, pero solo cuatro de ellos han respondido de la misma forma. Australia, Canadá, Georgia, Nueva Zelanda, Ruanda, Tailandia y Uruguay tienen sus fronteras cerradas a los extranjeros y Japón impide la entrada a los no japoneses que hayan estado en los últimos catorce días en lugares como, precisamente, España. O sea, que para todos estos países somos lo suficientemente aceptables como destino, pero no como lugar de procedencia de viajeros. Dice el Gobierno que está negociando con estos países medidas de reciprocidad, igual que con Marruecos, Argelia y China. Pero de momento no hay respuesta positiva. Si es que no se puede ir de bueno por el mundo...

Fronteras cerradas para nosotros