Los basureros denuncian lesiones debido a las averías continuas de los camiones

Los empleados del servicio denuncian caídas y lesiones de espalda | AEC
|

El miércoles pasado, la Junta de Gobierno de A Coruña pudo aprobar la tramitación de la adjudicación a Cespa del contrato de recogida de basuras, por segunda vez. El Gobierno de Inés Rey había heredado la tramitación de este contrato de la Marea Atlántica, que había caducado hacia casi tres años. Ahora por fin la empresa podrá renovar toda la flota, de la que los trabajadores denuncian continuas averías.

El sindicato STL, mayoritario en el sector, denuncia que el índice de absentismo laboral se ha incrementado hasta el 21% de la plantilla ha estado de baja en algún momento debido a lesiones relacionadas con el mal estado de estos vehículos.


Es decir, unos cuarenta y dos trabajadores que se han visto afectados por atrapamientos, caídas desde los estribos, o problemas de espalda. Por ese motivo, Miguel Ángel Sánchez, secretario general de STL, declaró que la noticia del miércoles pasado le parecía “sorprendentemente bien, estamos contentos de que se haya esto aclarado”, señaló.


Él era uno de los que temían que el proceso que había iniciado en el Tribunal Administrativo de Contratación Pública de Galicia (TACGal) acabaría con la aceptación del recurso interpuesto por la Unión Temporal de Empresas (UTE) Copasa-Geseco contra la exclusión de su oferta. Sin embargo, recuerda que los nuevos camiones tardarán en llegar, y mientras tanto, las averías persisten.


Casi un año

Su cálculo es que los nuevos camiones tardarán por lo menos entre nueve y doce meses en venir, puesto que será necesario construirlo a medida y “no los hacen en un día para otro” deben hacerse con medidas especiales, tal y como figuran en los pliegos de condiciones (y que fue uno de los motivos que llevaron el contrato al TACGal). En total, la empresa se quedará con siete de los camiones y encargará otros veinte nuevos.


Hasta entonces, habrá que aguantar. El mismo sindicato STL lleva más de dos años asegurando que la situación se halla en el límite, pero Sánchez niega que estén exagerando la situación. “Los camiones están aguantando porque los operarios están aguantando”.


Esta misma semana, denunció que se había soltado el estribo de la parte trasera del camión de basuras y los compañeros sufrieron contusiones en al caída, aunque desde STL reconocen que no fue nada grave.


Querella

En el lado positivo, no caben más recursos que puedan paralizar el contrato de las basuras, aunque. no todo ha quedado atrás, porque apuntan a que Copasa-Geseco va presentar una querella contra el Ayuntamiento de A Coruña por la vía del contencioso administrativo.


Da igual: desde STL aseguran que ya no se puede impedir la concesión del contrato. Y sobre todo, no impedirá la llegada de los nuevos camiones. 

Los basureros denuncian lesiones debido a las averías continuas de los camiones