Galicia sitúa la presión en las en UCI por debajo del pico de la primera ola

Un sanitario del Hospital Cosaga de Ourense atiende a un paciente Covid-19 | efe
|

Galicia continúa el descenso de la tercera ola del coronavirus y en la última jornada las cifras de ingresos en UCI ya se situaron por debajo del pico de la primera ola, alcanzado en abril del año pasado, con 169 pacientes, frente a los 178 de entonces.


Después de alcanzar el pasado 8 de febrero, el pico de la tercera ola de ingresados en unidades de críticos, con 254 personas, las cifras se fueron reduciendo y, según los datos del Servizo Galego de Saúde (Sergas) de las 18.00 horas de el jueves, hay ya once personas menos en las UCI gallegas que el miércoles.


La presión asistencial se rebajó en general, al haber 813 personas ingresadas en los hospitales gallegos, 50 menos, de las cuales 39 altas corresponden a los pacientes en planta, que han pasado de 683 a 644 en un día.

Mientras, se registró un ligero repunte en los nuevos contagios, con 390 (de los que 325 han sido confirmados por PCR), 39 más que el miércoles, aunque el número de casos activos descendió significativamente, hasta los 10.040, lo que supone 868 menos. En las últimas 24 horas se han realizado 7.288 pruebas PCR, con una positividad que se sitúa en el 4%, ligeramente superior a la del día anterior.


Por otro lado, Sanidade notificó diez fallecidos por la pandemia, que elevan a 2.164 los fallecimientos producidos por el virus causante de la pandemia de la covid-19 desde su inicio el año pasado.


Los decesos de la pasada jornada son los de una mujer de 78 años en el CHUS, una mujer de 84 también en el CHUS, una mujer de 93 procedente de la residencia integrada Cegadi que era usuaria de la San José de Arzúa y un hombre de 83 en el CHUF.


El día anterior fallecieron una mujer de 80 años en el CHUS, un hombre de 53 en el CHUS, una mujer de 86 en el CHUF procedente de la residencia O Casón de Moeche, una mujer de 89 en el CHUVI, un hombre de 54 en el CHOP y un hombre de 75 en el CHUS.


Residencias

Los usuarios de residencias con Covid-19 siguen en descenso y se sitúan en 117 en Galicia, lo que supone ocho menos, tras nueve altas y un positivo, así como los trabajadores contagiados, que caen a 60 -siete menos-.


Así se refleja en los datos actualizados este viernes por las consellerías de Sanidade y Política Social, en los que se incluye un único nuevo positivo detectado en estos centros, que corresponde a un usuario de la vivienda comunitaria municipal de Vimianzo.


Por contra, salen de la lista por negativizar cinco usuarios de la residencia de mayores de Laraxe en Cabanas; dos de la residencia de mayores de Bande; uno de la Santa Teresa Jornet de A Coruña y otro de Nosa Señora do Carme de Sarria.


Respecto a los trabajadores de geriátricos, los casos activos bajaron a 60 (siete menos).


De este modo, las residencias con más casos activos en sus plantillas son la DomusVi Laraxe, con nueve; O Casón de Moeche (A Coruña), con seis; la Quercus de Leiro (Ourense), con seis, y Mi Casa de Ferrol, con cinco. 

Galicia sitúa la presión en las en UCI por debajo del pico de la primera ola