Comesaña anticipa “algún ajuste” limitado en las medidas gallegas

El conselleiro de Sanidad, Julio García Comesaña, en una rueda de prensa | lavadeira jr
|

El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, avanzó que el comité clínico podría adoptar hoy “algún ajuste” en las restricciones, aunque los cambios, según dejó entrever, tendrán un impacto limitado dado que continúa preocupando la situación en las unidades de cuidados intensivos.


Así lo dijo ayer en una entrevista concedida a la Radio Galega en la que el titular de Sanidade manifestó su satisfacción con los efectos de las medidas impuestas por la Xunta a finales de enero, ya que cree que se están “cumpliendo las previsiones” que barajaba el comité de expertos que asesora a la Administración autonómica.


Un órgano que vuelve a reunirse hoy, día en el que, según afirmó el propio presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo se anunciaría si se pueden flexibilizar “poco o mucho” las restricciones.


Cuestionado al respecto, García Comesañana reconoció que “algún ajuste puede hacerse” pero cree que debe primar la “prudencia” por la situación en las UCI, que continúan en máximos de ocupación de la pandemia.


“Los números están por encima del pico de marzo y eso nos obliga a ser muy prudentes”, comentó tras apuntar que la evolución de las cifras en números de contagios detectados al día, casos activos e incidencia acumulada “favorecen el clima de optimismo”, aunque ha advertido ante el riesgo de caer en “triunfalismos”.


Sin embargo, dejó entrever que la flexibilización de las restricciones podría estar enfocada a la educación con la vuelta a la presencialidad en las universidades.


Por el momento, según Comesaña, la hostelería deberá esperar para poder reabrir, ya que Sanidade cree que “por afectación y protagonismo”, la reapertura de la hostelería va “más a largo plazo”. En este sentido, afirma que está “comprobado” el efecto que tiene su clausura en la bajada de la incidencia acumulada.


“Los resultados están ahí”, señaló después de subrayar que se trata de un “tema difícil” porque, aunque “muchos” de los rastreos apuntan a una transmisión en el hogar, el virus “llegó a ese domicilio de algún sitio”.


“Creemos que en muchos casos llega de entornos donde se flexibiliza el uso de la mascarilla y donde se pasa tiempo sin esa precaución”, afirmó en referencia a los bares, a los que disculpa porque esta realidad “no es un problema del propio no del local, sino conjunto” de toda la sociedad por no respetar las medidas.

Comesaña anticipa “algún ajuste” limitado en las medidas gallegas