Galicia, Asturias,Cantabria y Castilla y León coordinarán sus planes de gestión del lobo

Ataque de lobos en Guitiriz (archivo) | EFE
|


Galicia, Asturias,Cantabria y Castilla y León han constituido este miércoles el Comité Técnico del Lobo Ibérico en el Noroeste de la Península Ibérica, desde el que coordinarán las medidas de gestión,que en desarrollo de sus respectivos planes y de cara a una futura Estrategia vayan a llevar a cabo en sus respectivas comunidades autónomas "desde la colaboración, la cooperación y el consenso".



La constitución del Comité, impulsada por los respectivos consejeros, se ha materializado durante la celebración de una reunión telemática esta tarde en la que han participado técnicos del Gobierno de Cantabria, el Principado de Asturias, la Xunta de Galicia y la Junta de Castilla y León, además de expertos con una amplia trayectoria en el conocimiento sobre la gestión de la especie.


Se mantiene el control de ejemplares del lobo

El consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria, Guillermo Blanco, ha explicado, en un comunicado, que el Comité servirá como "punto de encuentro" para la emisión de criterios científico-técnicos; la puesta en común en experiencias en la gestión, y la "coordinación efectiva" de las acciones de estima poblacional de la especie.


"Seguiremos trabajando en el desarrollo de nuestro Plan de Gestión y su objetivo de compatibilizar la ganadería extensiva y la conservación de lobo, con todas las medidas que el Plan contempla incluido el control de ejemplares, las ayudas para medidas preventivas o el pago de los daños en toda la región, entre otras", ha reiterado Blanco.


De esta forma, se mantiene en su postura pese a la decisión de la Comisión de Patrimonio Natural del Ministerio de Transición Ecológica de elevar a la ministra Teresa Ribera la propuesta para incluir a todas las poblaciones de lobo ibérico en el listado de especies silvestres de protección especial, lo que en la práctica supone la prohibición de su caza en toda España, algo en contra de lo que están estas cuatro comunidades autónomas.


Además, ha advertido de que un crecimiento no controlado de la especie supone un "gravísimo riesgo para lograr el equilibrio necesario en su convivencia con el sector ganadero y la actividadhumana".


Las cuatro autonomías han considerado necesario promover estimas poblacionales conjuntas del lobo ibérico, "siguiendo la metodología avalada por la vigente Estrategia para la Conservación y Gestión del Lobo en España y aprobada con el consenso de todas las comunidades autónomas.


Para Blanco se trata de una medida que tiene que venir a complementar los datos que sobre la especie y los daños que produce tienen las cuatro regiones y que, según ha dicho, "sin duda alguna son mucho más completos, objetivos y contrastados de los que dicen manejar ciertas organizaciones".


Así, ha puesto en valor el análisis de los datos recogidos desde el año 2014 en las sucesivas campañas de estima poblacional realizadas por las cuatro comunidades autónomas.


Además, ha destacado el "rigor científico" de algunos de los expertos que participan en el Comité, tales como Mario Saenz de Buruaga, Luis Llaneza, José Vicente López o Emilio José García, responsables en parte de la redacción de la vigente Estrategia para la Conservación y Gestión del Lobo, y que, "además de una sólida formación académica, comparten una amplísima experiencia en trabajo de campo y análisis de datos".


Entre los datos analizados, el Comité se encargará de poner en común los trabajos realizados de manera anual desde hace más de 20 años en el Parque Nacional de los Picos de Europa, las estimaciones poblacionales anuales desarrolladas en Asturias, incluido el radioseguimientocon GPS para mejorar el conocimiento etológico, y las campañas de estimas y censos desarrollados en Cantabria, Galicia y Castilla y León.


De hecho, en esta comunidad, las poblaciones de lobo que se encuentran al sur del Duero están estrictamente protegidas y, por ello, dispone "de datos muy valiosos para contrastar los efectos de la gestión con control de ejemplares en diferentes zonas".


"Entre las comunidades autónomas acumulamos más del 95% de la población de lobo ibérico en España y son miles los datos de transectos, recogidas de muestras, estudios veterinarios y análisis de restos con numerosas instituciones universitarias o investigadoras que hangenerado artículos científicos de importante calado", ha señalado Blanco.


Consciente de que el estudio conjunto de los datos de cada región "resultará crucial" para conocer el estado de conservación de la especie, el titular de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria ha avalado la constitución del Comité porque sus trabajos, según ha recalcado, "se basan en la misma solidez con la que cuentan otros planes o programas que comparten Cantabria, Galicia, Asturias y Castilla y León, tales como la estrategia para la conservación del oso pardodel Cantábrico".


La reunión en la que se ha materializado la creación del comité se ha producido horas después de que esta mañana se haya celebrado la primera reunión del grupo de trabajo que se acordó crear el pasado jueves en Comisión Estatal para el Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, en la que también han participado estas cuatro comunidades.


En ese encuentro matutino, el Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico y las comunidades autónomas han empezado a debatir este miércoles la metodología y el calendario para elaborar una nueva estrategia de gestión y conservación del lobo ibérico, y se han emplazado a una nueva reunión en las próximas semanas para avanzar en esta estrategia.

Galicia, Asturias,Cantabria y Castilla y León coordinarán sus planes de gestión del lobo