María Pita invertirá cerca de 200.000 euros en mejorar la accesibilidad a los arenales

Escaleras de acceso a la playa del Orzán | quintana
|

La Concejalía de Medio Ambiente iniciará próximamente las obras de mejora de la accesibilidad en las playas de la ciudad, unos trabajos en los que invertirá cerca de 200.000 euros, según informó ayer el Ayuntamiento.


La actuación ha sido adjudicada a la empresa Cimbra Contracts, SL por un montante total de 178.698,49 euros y el plazo de ejecución es de cuatro meses. El objetivo, apuntó la alcaldesa, Inés Rey, “é conseguir que as praias da cidade sexan accesibles para todas as persoas”. “O Goberno local traballa desde todas as áreas para conseguir unha cidade máis inclusiva”, dijo la mandataria.


Por su parte, la edil de Medio Ambiente, Esther Fontán, añadió que los proyectos destinados a incrementar la accesibilidad en la ciudad “forman parte do DNI do plan do Concello de gobernar para toda a veciñanza de xeito inclusivo e igualitario”, y apostilló que el Ayuntamiento tiene previsto llevar esta política a toda clase de espacios públicos.


Fontán subrayó que la iniciativa forma parte de la Estratexia Eidus para el desarrollo urbano sostenible y se ha pensado contando con las principales asociaciones de personas con diversidad funcional en A Coruña: Cogami, Grumico, ONCE y AXPG.


Desde Medio Ambiente también apuntaron que las medidas proyectadas “constitúen un primeiro paso dun proceso de mellora na accesibilidade ds praias, que deberá continuar de cara ao futuro con novas actuacións”


Tres playas

Los trabajos se centrarán en tres de las cinco playas urbanas, Riazor, Oza y San Amaro, considerando que las dos restantes –Orzán-Matadero y As Lapas–, que son las que presentan más dificultades de adaptación, están próximas a Riazor y San Amaro, respectivamente.


La primera acción se llevará a cabo en los paseos marítimos lindantes con los tres arenales y en los puntos accesibles de los mismos, y se intervendrá en pavimentos, rampas, vados, aparcamientos, barandillas, mobiliario y señalización, escaleras, paradas de bus e itinerarios preferentes mediante suelo táctil. En Oza y San Amaro se propone acondicionar una zona de transferencia para personas con movilidad reducida, donde estará prohibido estacionar. También se moverá mobiliario para facilitar los recorridos.

María Pita invertirá cerca de 200.000 euros en mejorar la accesibilidad a los arenales