Albert Rivera defiende el comienzo de una nueva época democrática

el presidente de ciutadans fue invitado por uniã³n coruã±esa quintana
|

El presidente de Ciutadans, Albert Rivera, llegó ayer a A Coruña con ánimo renovador y muchas ideas para conseguir un país que se ajuste a lo que quieren los ciudadanos.
Invitado por Unión Coruñesa, el político, que explica que aún se debe definir si el proyecto que lidera es “un partido, una plataforma o adopta otra fórmula”, afirma rotundo que hay una diagnosis compartida en toda España de que se está ante el fin de una etapa.
“Es el fin de la partitocracia. El sistema que se implantó con la Transición está terminado”, argumenta Rivera, que, no puede dejar de reconocer no obstante, que se hicieron muchas cosas bien en esa época.
La constante degradación de la clase política y el descrédito que provoca en la sociedad refuerzan su teoría de que es el momento de comenzar una nueva época en la que se restaure el sistema de partidos democráticos y se tengan en cuenta las demandas ciudadanas.
Una ley electoral en la que se contemplen las listas abiertas o la separación real de poderes en el ámbito judicial son algunas de las propuestas que defiende desde su posición de líder de Ciutadans; reclamaciones que considera que no se restringen a una determinada zona o comunidad autónoma, sino que son comunes a todo el país.
Con este espíritu unificador entiende que “los problemas hay que abordarlos de forma global” y se apoya en este argumento para considerar que Galicia no quedaría fuera de esta renovación. Una confirmación sin palabras de que su formación tendría un hueco en el panorama político de la comunidad.
Albert Rivera anunció a su llegada a la ciudad con una imagen en Twitter de la Torre de Hércules. Y se llevó otra, recibida de manos del presidente de Unión Coruñesa, Carlos Marcos, que quiso homenajear así al político catalán en el cuarto aniversario de la declaración del faro coruñés como Patrimonio de la Humanidad. n

Albert Rivera defiende el comienzo de una nueva época democrática