Etiquetas inteligentes con sello gallego para facilitar el negocio a pymes

|

La empresa emergente gallega Bionix ha desarrollado un mecanismo de "etiquetas inteligentes" para permitir a las pymes tener una visibilidad y control total sobre su inventario, la cadena de suministro o el flujo de operaciones.

Según ha informado Bionix, esta tecnología se traduce en "importantes incrementos de eficiencia y reducciones de costes" que, además, "en el caso de la distribución, puede también contribuir a mejorar la experiencia de compra de los clientes".

Esto es posible con la tecnología de localización por radiofrecuencia (RFID), que siempre se ha relacionado con grandes proyectos solo al alcance de las multinacionales de la industria, la logística o la distribución.

Esta empresa gallega fundada en 2017 está poniendo en marcha en su sede de A Coruña el que será el primer laboratorio de certificación de etiquetas RFID de España.

"La gente tiende a identificar RFID con grandes inversiones. Nosotros hemos logrado que esto ya no tenga que ser así. Diseñamos e implementamos proyectos que pueden estar al alcance de una simple tienda", explica Jacobo Penide, CEO de Bionix.

La inversión, que oscila en un amplio abanico entre los 1.500 y los 150.000 euros, se puede amortizar en un año.

Con la tecnología RFID los objetos se comunican entre sí, utilizando para ello ondas de radiofrecuencia, por lo que el sistema puede simplemente identificar el producto, con datos como modelo, color, talla o unidades; o contener información adicional relacionada con la trazabilidad y la producción, como número de lote, fecha de consumo preferente o caducidad.

Esta utilidad se aplica en logística, pues hace posible un control total de las existencias y, además, según Bionix, se estima que con las etiquetas inteligentes es posible obtener mejoras del 40 % en gastos operativos y de hasta un 98 % en precisión del inventario.

Etiquetas inteligentes con sello gallego para facilitar el negocio a pymes