El Barça busca reaccionar en el estadio donde ganó dos Champions

El equipo catalán, durante el entrenamiento de ayer en Wembley | efe
|

El Barcelona visita Wembley, donde les espera el Tottenham para poner a prueba la fragilidad de un proyecto que encadena tres partidos sin ganar en la última semana.
El Girona y el Athletic Club puntuaron en el Camp Nou (2-2 y 1-1) y el Leganés derrotó al Barça en Butarque (2-1). Ahora, el equipo azulgrana regresa al escenario donde ganó su primera Liga de Campeones en 1992 y la cuarta de su historia 19 años después, con la intención de rehabilitar su juego y volver a reencontrarse con el triunfo.
Los ‘Spurs’ reciben al cuadro azulgrana en el mítico estadio londinense, porque aún se está construyendo el nuevo White Hart Lane.
Lo harán tras caer por 2-1 en la primera jornada de la Champions ante el Inter de Milán en un partido que fueron ganando hasta los últimos instantes, cuando se vino la remontada italiana. Los catalanes, en cambio, se estrenaron en el torneo con una goleada ante el PSV (4-0).
Sin embargo, el equipo de Ernesto Valverde no ha vuelto a levantar cabeza desde entonces. A los culés les ha faltado intensidad y determinación en algunas fases del juego y han exhibido una alarmante fragilidad defensiva, pues ya llevan encajados ocho goles en las siete primeras jornadas de Liga.
Pese a todo, el equipo se mantiene líder en ambas competiciones, algo que podría cambiar si hoy, ante los hombres de Mauricio Pochettino, encadenan su cuarto partido sin conocer la victoria.
Además, los azulgranas buscan romper otra mala racha, pues solo han ganado un partido de los últimos siete que han disputado como visitantes en la máxima competición continental: en Lisboa, contra el Sporting de Portugal (0-1), en la segunda jornada de la temporada pasada.

Bajas en la zaga
Valverde no podrá contar para este encuentro con los lesionados Sergi Roberto y Samuel Umititi, aunque este último también se hubiera perdido el partido por su expulsión ante el PSV. Semedo y Lenglet son los futbolistas llamados a suplir a los ausentes. l

El Barça busca reaccionar en el estadio donde ganó dos Champions