El aumento de los turistas este verano provoca una remontada en la venta estival de lotería

El Ideal Gallego-9999-99-99-999-6eb5291e
|

Las ventas de lotería de Navidad empiezan a remontar, aunque de forma lenta, en verano después de varios años de caídas generalizadas. Las Administraciones más turísticas o reconocidas afirman que despacharon más boletos que en la misma temporada del año pasado pero solo le encuentran una explicación. Con toda probabilidad fuese la afluencia masiva de visitantes que A Coruña registró en julio y agosto la que provocó un pequeño despegue en el sector.  
Las administraciones de lotería con un renombre que hace que los viajeros las busquen reconocen que este año se notó un pequeño incremento en la distribución de números para el Sorteo de Navidad. No obstante, el porcentaje de subida depende de las zonas, dado que en algunas no fue todo lo alto que le gustaría al sector.
No llueve a gusto de todos y los porcentajes variaron entre en 1%, el 2 o hasta el 5% de aumento pero al menos tuvo salida un número mayor de décimos que en 2013. El año pasado el presidente de la Asociación de Loteros de Galicia y responsable de Loterías La Florida, Francisco Rama, confesaba que se habían reducido los ingresos por esta vía.
Eso sí, “dentro de las expectativas” que se habían marcado los empresarios. Pero este año la situación ha dado un pequeño vuelco causado porque por A Coruña pasearon más visitantes que en el mismo período del año pasado.
“Este año las ventas han sido bastante buenas, la gente fue llevando porque hubo mucha”, asegura Rama, que corrobora: “Han subido con respecto a 2013 porque hubo más viajeros”.
El gerente de El Filón de Oro, Pablo Seivane, comenta que ellos han crecido un 7%, eso sí “desde principios de año”. Parte de la culpa la tienen los numerosos premios que han ido repartiendo en los últimos años. “Hubo más gente pero menos gasto por cabeza; si antes una persona se llevaba  tres o cuatro décimos ahora lleva uno o dos”, explica. Así no mejoraron los resultados todo lo que cabría esperar.
En la Administración de Lotería de María Pita, ubicada en un lugar privilegiado, también notaron que la campaña “fue un poco mejor”. Según su dueña, María Páramo, una de las justificaciones está en que “la lotería es un regalo cómodo de llevar, eso sí, ahora los décimos se reparten un poco más”.
En La Favorita, una de sus propietarias, Ana García afirma que la demanda en su negocio creció “sobre un 2%”. “Pero ahora va a dar un bajón porque los turistas y los emigrantes se marchan”, comenta la lotera.
Pese a ese parón que se espera hasta octubre, Rama cuenta que incluso algunos establecimientos de hostelería se decidieron a adelantar la adquisición de sus números “para aprovechar el impacto de los turistas”. n

 

El aumento de los turistas este verano provoca una remontada en la venta estival de lotería