Abengoa afronta vencimientos de bonos por más de 3.500 millones

|

Abengoa afronta vencimientos de bonos y obligaciones por más de 3.500 millones de euros hasta 2021, de los cuales el 40% corresponden a los dos próximos años.
El grupo de ingeniería y proyectos de energías renovables, que la pasada semana presentó el preconcurso de acreedores, debe hacer frente a vencimientos mínimos en lo que resta de año, ya que a cierre del pasado mes de septiembre estos ascendían a 125,3 millones de euros.
Sin embargo, para el ejercicio 2016 estos vencimientos se incrementan por encima de los 600 millones de euros y para el año 2017 se elevan hasta los 786,8 millones de euros, según los últimos datos financieros remitidos por la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
La mayor parte del importe de vencimientos para el próximo año corresponden a bonos ordinarios (500 millones de euros), mientras que casi 65 millones son de certificados bursátiles Abengoa México.
Para 2017, los vencimientos ascienden a más de 579 millones de euros en bonos ordinarios, a 201,6 millones en bonos canjeables de Abengoa Yield y a 5,6 millones en bonos convertibles.
Por su parte, los vencimientos para el año 2018 ascienden a 550 millones de euros en bonos ordinarios y para 2019 a 161,7 millones en bonos convertibles.
Mientras, el grueso de vencimientos de la compañía en los años 2020 y 2021 son en bonos ordinarios, con 776 millones en el primero de estos años y 500 millones en el último.
El pasado jueves, Abengoa invitó a los tenedores de bonos de distintas emisiones realizadas por la compañía a organizarse en un comité con el objeto de facilitar una solución más eficiente en el actual proceso de preconcurso de la empresa.
El grupo solicitó la pasada semana formalmente ante un juzgado de Sevilla el preconcurso de acreedores, con el que dispondrá de un plazo de cuatro meses para negociar una solución con sus acreedores. El preconcurso de acreedores es una posibilidad que contempla la Ley Concursal por la que permite a una empresa reconocer ante un juez su situación de insolvencia y contar con un máximo de cuatro meses para pactar un acuerdo de reestructuración de deuda.
Con el procedimiento de preconcurso, la compañía sevillana tratará de sortear el que sería el mayor concurso de la historia de España.

Abengoa afronta vencimientos de bonos por más de 3.500 millones