La brecha salarial bajó de 3,2 euros a 2,1 euros por hora en seis años

De media, las mujeres coruñesas cobran 2,1 euros menos que los hombres cada hora | Javier alborés
|

Las diferencias salariales entre hombres y mujeres siempre han sido objeto de debate y de corrección. En concreto, en A Coruña, estas diferencias se han ido reduciendo en los últimos seis años, pasando de que los hombres cobrasen en 2012  3,2 euros más que las mujeres cada hora, a los 2,1 euros por hora de diferencia de 2018.

Así lo muestra el último estudio salarial realizado por el Instituto Galego de Estatística (IGE), que destaca que en 2012, el salario medio entre los hombres de la ciudad era 11,1 euros por hora, mientras que en 2018, era de 10,8. Mientras tanto, las remuneraciones percibidas por las mujeres cada hora era de 7,9 euros en 2012 y de 8,7 en 2018.

Ahondando un poco más en la relación de datos que extrae el instituto estadístico se aprecia que la brecha entre los hombres y mujeres entre 16 y 35 años es de tan sólo 40 céntimos de euros en 2018, una tercera parte de la diferencia que existía seis años antes. 

En cambio, en la población coruñesa mayor de 55 años la brecha es mayor. En 2012, un hombre cobraba de media cada hora 15,4 euros, mientras que las mujeres estaban en el orden de los 8,4 euros. Seis años más tarde esta diferencia sigue siendo llamativa, pero más moderada, los hombres cobran 12,7 euros de media a la hora por los 9,6 que perciben las mujeres en el mismo tiempo.

Ramas de actividad 
Si se observan las diferentes ramas de actividad posible, en la que existen más diferencias salariales en nuestra ciudad es en la relacionada con las actividades financieras y de seguros.

Los hombres que trabajaban en esta rama cobraban cada hora 26,6 euros cada hora en 2012, mientras que seis años después percibían 21,4 euros, según las estimaciones del IGE. Mientras tanto, las mujeres cobraban en 2012 17,1 euros a la hora, frente a los 14,8 de 2018.
Según el tipo de jornada laboral también se fueron reduciendo las diferencias. Los hombres con jornada completa cobraban 11 euros cada hora en 2012, mientras que en 2018 aumentaron sus percepciones media en diez céntimos. Por otro lado, las mujeres con el mismo tipo de acuerdo contractual recibían cada hora 8,6 euros, mientras que seis años más tarde mejoraron su condiciones hasta los 9,5 euros por cada hora trabajada.

La brecha salarial bajó de 3,2 euros a 2,1 euros por hora en seis años