Fernando Vázquez: “Caer ahora sería una decepción, pero no creo que vaya a pasar”

12 marzo 2014 Fútbol Entrenamiento del Deportivo en Abegondo
|

El Deportivo afronta los últimos ocho kilómetros de la temporada y tiene cinco puntos de ventaja sobre el Eibar y seis sobre la UD Las Palmas. Ha dado el tirón y debe mantener el ritmo en cabeza para llegar a la meta en uno de los dos primeros puestos, los que dan el ascenso directo.
“Tenemos que esprintar. Estamos en el kilómetro 35 del maratón y quedan ocho. Cuanta más energía tengamos y mejor estemos, es mejor para el equipo, pero vamos a tocar madera, como se dice en estos casos. Yo creo que el equipo llega bien a la recta final del campeonato y, si estamos todos sanos, mucho mejor”, comentó tras el primer entrenamiento con vistas al encuentro ante el Mallorca.
Los blanquiazules se han beneficiado de los traspiés de sus rivales en las dos últimas jornadas para despejar el camino, pero todavía quedan kilómetros por recorrer. Vázquez lanzó un mensaje prudente, rebajó el optimismo, la euforia. El objetivo está al alcance de la mano, pero no en ella.
“Lo veo igual porque ganó la UD (Las Palmas) y me da igual que en el tercer puesto estén uno que dos. Están a seis puntos, son dos partidos y quedan ocho, 24 puntos. No hay nada extraordinario que celebrar. No vamos a caer en el error de ser complacientes con nosotros mismos y pensar que todo es un mundo feliz. A veces, como expliqué aquí, cuando uno está cerca del objetivo, por el hecho de estar cerca, parece que te relajas y dices: ‘bueno, ya está’. Nosotros no hemos conseguido nada. Os pongo el ejemplo de la carrera de maratón, que estar de primero en el kilómetro 35 no significa absolutamente nada”, indicó.
El fútbol es tan cambiante que si el Depor cae en Mallorca y los perseguidores ganan, el panorama se verá de una forma muy diferente. Vázquez alerta.
“Perdemos en Mallorca, los demás ganan y estamos otra vez ahí, así que tensión máxima, concentración máxima, esfuerzo máximo para todos. La situación es bonita pero no quiere decir que sea relajante ni que haya que  echarse a dormir”, dijo.
A nivel nacional, al Deportivo empieza a dársele por ascendido. Pero en el vestuario de Abegondo y en el de Riazor esa no es la lectura que se hace de la clasificación actual.
“Es posible que alguno piense eso, pero que lo piensen ellos; nosotros, no. Llevamos un trozo de ventaja, pero no es significativo para empezar a soñar. Hay que tener los pies en el suelo. Los rivales creo que nos están viendo como un equipo sólido, siempre nos vieron así, les parecerá complicado que podamos caer, pero es un pensamiento suyo. Por nuestra parte, no podemos pensar así”, declaró.
Ahora que el ascenso se empieza a ver como algo alcanzable, próximo, no conseguirlo se traduciría en fracaso. Pero esa palabra no gusta en el vestuario. Ni a los jugadores, ni al entrenador. “Así como no lo era en el inicio de la temporada, tampoco lo sería ahora”, dijo Vázquez.
Eso sí: “Estando donde estamos y ahora caer, para mí sería una gran decepción, pero no quiero pensar en eso porque creo que no va a ocurrir, porque si algo tiene este equipo es regularidad, es lo que le está permitiendo estar ahí arriba en una Liga tan igualada. Si siete u ocho meses estuvimos así, por qué hay que pensar que vamos a fallar. El rendimiento del equipo, en todo caso, podrá mejorar, pero me parece muy raro que empeore”, comentó con optimismo.
El técnico rebajó la euforia en la rueda de prensa y también en la plantilla. ¿Cómo? “Hablando con el equipo, diciéndole la situación tal y como es, porque no hay nada que celebrar. Hay que  seguir entrenando con la misma intensidad y concentración. La exigencia no puede decaer nunca. Estamos en una situación envidiable y debemos estar con energía, fuerza y concentración. La situación es favorable para estar bien, no para ponernos mal”, comentó.
El próximo obstáculo es el Mallorca, al que entrenó una temporada. “Hace mucho tiempo, catorce años. Fue un año maravilloso, pero ya está. Ese amor queda lejos”, dijo. El míster analizará a los baleares, pero no le condiciona en exceso. “Miraré los partidos, cómo juegan ellos, porque yo matizo cosas en función del rival, pero no me vuelvo loco. Lo que busco es que mi equipo sea fuerte, competente, que defienda bien, que juegue bien. Es lo que busco por encima de cualquier otra cosa. Si veo o intuyo que el Mallorca hace algunas cosas de las que me pueda aprovechar, intentaré hacerlo”, indicó.
Vázquez reconoció que el Deportivo le “demostró cosas” ante el Recreativo, al que se enfrentó sin pivotes defensivos por necesidad. Eso sí, por ahora no ha despejado la incógnita sobre si la dará continuidad.

Fernando Vázquez: “Caer ahora sería una decepción, pero no creo que vaya a pasar”