BETANZOS - La obra de A Cañota avanza sin sustos tras las “dificultades” de la primera fase

19 septiembre 2015 Betanzos.- El Pasatiempo reabre sus puertas con un aspecto más limpio y cuidado
|

Después de una primera fase no exenta de dificultades al hallar canalizaciones enterradas, las obras para la transformación de A Cañota transcurren “con normalidad”, avanzó el Ayuntamiento de Betanzos. Además, las gestiones realizadas por el alcalde de la ciudad, Ramón García Vázquez, se aprovechará la actuación para instalar la red de gas con la idea de “no tener que volver a abrir la calle”,  que conecta el acceso a la ciudad desde A Ponte Vella hasta Os Ánxeles. 
Según el plazo de ejecución, los trabajos, adjudicados por 151.713 euros e iniciados en el mes de septiembre, se prolongarán cinco meses y obligarán a establecer varios dispositivos de tráfico y, a fin de minimizar su impacto en la actividad de los residentes, se desarrollarán por fases “para perxudicar o menos posible aos veciños que dispoñen de garaxes”, apuntaron desde el Ayuntamiento de Betanzos.
La segunda fase tiene lugar entre las viviendas 44 y 24, y la tercera afectará al tramo entre los números 24 y 5 de la misma calle, coincidiendo con el comienzo de A Fonte de Unta.
Desde la Concejalía de Infraestructuras y Medio Ambiente insistieron en que se trata de unas actuaciones que “era necesario acometer para garantir os servicios aos veciños e incrementar a seguridade peonil”, indicó su titular, Antonio Vázquez.
La actuación se completará con la sustitución de las canalizaciones de aguas residuales y pluviales, la renovación del sistema de abastecimiento, el cambio del pavimento y la instalación de aceras en la calle, todas ellas incluidas en el paquete del POS (Plan de Obras e Servizos) 2015 de la Diputación de A Coruña.
A Cañota, de unos doscientos metros, apenas disponía de aceras, salvo algunos pequeños tramos pavimentados con chapacuña o baldosa, y carecía de un paso definido para la circulación peatonal, a excepción de algunos tramos con bolardos, tanto en el tramo inicial, al salir de As Monxas, como en el final antes de Os Ánxeles. 
Los pavimentos estaban en malas condiciones, con fisuras y roturas y con piedras sueltas, y en los que se refiere a los servicios también urgía una renovación del sistema de alcantarillado, fundamental en una calle contigua al Mandeo.

BETANZOS - La obra de A Cañota avanza sin sustos tras las “dificultades” de la primera fase