Betanzos-Un rito centenario que contribuye a fomentar la unidad de Galicia

|

El Ideal Gallego-2011-07-05-019-f61a0bce

  lucía tenreiro

ofrenda   - betanzos cumple en lugo

En 1669, la Junta del Reino de Galicia atiende la petición solicitada por el Cabildo de la Catedral de Lugo y acuerda destinar la cantidad suficiente para cubrir el gasto de cuatro velas diarias que iluminen las veinticuatro horas a Jesús Sacramentado. En 2011, trescientos cuarenta y dos años después, las siete provincias gallegas, por turnos rotatorios anuales, siguen cumpliendo el compromiso adquirido por sus ancestros en el siglo XVII y entregando a la comunidad eclesiástica “el donativo suficiente para su empleo en cera”.


El alcalde brigantino, José Ramón García Vázquez, actuó como oferente, flanqueado por sus homólogos de Lugo y Santiago, y los delegados municipales de A Coruña, Ourense, Mondoñedo y Tui.
En su intervención, el regidor  local defendió la “galeguidade” como un valor “acolledor y armonizador” con los demás pueblos de España y la “unidade” como clave del progreso de Galicia. “Estar hoxe aquí unidos é un símbolo antigo dun país ancestral que, a pesar de selo, precisa lembrar e sementar ano tras ano a idea da galeguidade como un valor de fe e de confianza no seu porvir”.
El voto del mandatario betanceiro, al que acompañaron representantes del PP, el PSOE y el BNG, y decenas de vecinos que se desplazaron hasta Lugo en buses habilitados por el consistorio y en sus vehículos particulares, llamó la atención sobre  “unha crise de moitos tentáculos e dunha profundidade insospeitada. “Non se trata só dun problema coxuntural das altas finanzas –precisó– como nos din, senón que por debaixo está a sustitución de todo un sistema enerxético que xa non da respostas fiables ao futuro”, y que es también “unha crise de valores”.
El arzobispo de Santiago, Julián Barrio, que presidió la misa, respondió apelando a la oportunidad de “crear puntos luminosos de humanidade nova” en un momento de recesión como el actual, y reivindicando el amor “como a forza máis revolucionaria para transformar as nosas vidas e a realidade do mundo, lonxe da corrupción económica, do conformismo e de actitudes inoperantes”, dijo ante una catedral abarrotada para asistir a una misa retransmitida por Radio María.

 

Betanzos-Un rito centenario que contribuye a fomentar la unidad de Galicia