Montoro ofrece a la oposición pactar un estatuto que evitará filtraciones desde la AEAT

Montoro, durante la sesión de control al Gobierno EFE
|

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ofreció ayer a la oposición pactar un estatuto de la Agencia Tributaria (AEAT) que defina con claridad cómo se realizan sus nombramientos y que refuerce los mecanismos para evitar filtraciones desde el organismo, sacudido por la polémica. Además relacionó la publicación de informaciones “falsas” sobre la Agencia y sobre él mismo con los problemas con Hacienda de determinados medios de comunicación, motivo por el que el PSOE reclamó su dimisión.
El ministro ofreció el pacto en el Congreso, donde acudió a dar explicaciones sobre los ceses y dimisiones en la AEAT en las últimas semanas, y que estarían relacionados –según la oposición–con directrices sobre una sanción tributaria a la empresa Cémex y el expediente de la infanta Cristina en el contexto del caso Nóos.
Montoro insistió en que “jamás” ha habido injerencias políticas en la labor de la AEAT y propuso la aprobación de un Estatuto que defina claramente “cómo se hacen los nombramientos, cómo se ocupan los cargos y en función de qué mérito”.
Este Estatuto servirá para reforzar los procedimientos para evitar unas filtraciones que no son “admisibles” ni “tolerables”, ha subrayó. “Nadie puede entender que su caso va a ser exhibido hasta que no esté culminado”, opinó el ministro, que destacó además que “nunca” hasta ahora se habían producido filtraciones en la Agencia.
Recordó además que tiene el proyecto de cambiar el artículo 95 de la ley tributaria, que establece que los datos fiscales no pueden ser revelados por aquellos que los conocen por razón de su cargo, “para que los españoles conozcan las condiciones de muchos contribuyentes, por ejemplo la morosidad”.
Se refirió a continuación a las informaciones “falsas” que se publican sobre determinados expedientes y sobre él mismo, y confesó que se pregunta si serán “alguna forma de presión”.
Puso como ejemplo la información sobre el supuesto perdón de parte de una deuda tributaria a la cementera Cemex, a la que no nombró. Calificó la noticia como “falsa” y reclamó al medio que la publicó que explique cuáles son sus fuentes, porque “es muy peligroso que se rompan las garantías de cualquier procedimiento administrativo”.
Explicó que en su condición de ministro y persona pública ve “continuamente” reportajes que tratan de relacionarle “con un pasado que no es presente”, en referencia a la asesoría que fundó en 2006 y de la que se desligó completamente en 2008 cuando fue nombrado portavoz económico del PP en la oposición. n

Montoro ofrece a la oposición pactar un estatuto que evitará filtraciones desde la AEAT