La oposición ferrolana tumba la tasa de saneamiento propuesta por el alcalde

El pleno “extraordinario y urgente” se prolongó tres horas y no aprobó la imposición de la tasa d.alexandre
|

El ejecutivo de Jorge Suárez en minoría y con la presencia en la votación de solo seis concejales –cinco de Ferrol en Común y una no adscrita–, unido a las críticas de los distintos grupos de la oposición vertidas en días pasados sobre la propuesta de tasa de saneamiento que se quería llevar a pleno, dejaba entrever un resultado que quedó de manifiesto con un no rotundo de todos los grupos –PP, PSOE, BNG y C´s– a la tasa de saneamiento propuesta por el gobierno local, que se quedó con solo seis votos a favor. Fueron necesarias, de todas formas, tres horas de debate, para llegar a este resultado.
Sí tuvo más suerte el ejecutivo en el primer punto que llevó al pleno de ayer, la derogación de la tasa de saneamiento –actualmente suspendida– impuesta en el mandato del PP y que contó con el apoyo del BNG y PSOE.
La paradoja está ahora en que no hay tasa aprobada, por lo que el saneamiento no se podría poner en marcha sin ella y peligra así la fecha del 1 de abril dada por el ejecutivo de Jorge Suárez para el inicio de la depuración de las aguas. Pese a que la abstención del PP sería suficiente para aprobar la nueva tasa, el alcalde confía en recabar los votos favorables de quienes lo apoyaron en la investidura –PSOE y BNG– rechazando el de “aqueles que impuxeron no seu día unha tasa fraudulenta”.

críticas
El largo debate plenario estuvo protagonizado por los reproches de los distintos grupos de la oposición al gobierno, cuya postura defendió directamente el alcalde, Jorge Suárez, con cortas intervenciones.
El más crítico con la nueva tasa fue el BNG y su portavoz, Iván Rivas, reprochó al ejecutivo actual que “cargue cunha pedra máis a mochila dos veciños, sempre en nome de que as decisións non poden agardar máis”. Criticó, asimismo, que se diga que la tasa es obligatoria “cando tamén o é o tratamento separativo das augas ou que non se verta á ría, e non se cumpre”, además de considerar “inxusta” la nueva tasa así como decisiones “unilaterais” como la encomienda a Emafes o a Acuaes, sin haber pasado por ningún pleno.
El exsocio de gobierno, el PSOE, y en su nombre la portavoz, Beatriz Sestayo, sacó a la luz que FeC cambió el inicio del expediente de derogación de la tasa por una suspensión sin que el PSOE se enterase hasta que llegó a pleno y criticó que en el borrador de los presupuestos no figure la devolución de la tasa.
Asimismo, criticó que “ao xerente que se demoniza para derogar a tasa do PP é a quen se lle encarga o informe para a nova, e se pide o apoio da oposición, cando se acepta o estudo dunha empresa agraciada con 2,5 millóns nos orzamentos”.

informes
La portavoz popular, Martina Aneiros, no fue menos crítica con el ejecutivo, y pese a que se muestra partidaria de una tasa e incluso de la que fue derogada en el primer punto del pleno, apuntando que “esta derogación es un paripé, es suficiente con modificarla”. El PP pagó con la misma moneda la eliminación de la tasa del anterior mandato, votando en contra de la propuesta ahora por FeC. Lo hizo en base a la falta de informes sobre el coste de la tasa, contando solo con el de Emafesa, y asegurando que Narón pagará menos que Ferrol aunque se prometió que sería la misma cuantía –en este sentido, los alcaldes de ambos municipios confirmaron que sería la misma, en torno a seis euros–. El PP se mostró preocupado, además, por el incremento en la tasa para los comerciantes y las industrias, señalando que los que no tengan consumo también pagarán y que, además, no se incluye ninguna actuación para el saneamiento de la zona rural.
La portavoz de Ciudadanos, Ana Rodríguez, criticó la precipitación y urgencia con la que se pretendía derogar la tasa y aprobar la nueva y apuntó que el alcalde “vive en Matriz, una realidad virtual con una falsa mayoría absoluta”. Rodríguez Masafret apuesta por una tasa obligatoria pero “no vamos a votar con los ojos vendados”.
Antes del inicio del debate, tomaron la palabra Fernando Ramos y María Victoria Casteleiro como representantes de la plataforma para la remunicipalización y de colectivos vecinales, criticando también la tasa “inxusta, sen transparencia, non participada e abusiva” que pretende imponer el gobierno de Suárez. Denunciaron que sea Emafesa la que realiza precisamente el informe sobre la tasa que se encargará de cobrar.

La oposición ferrolana tumba la tasa de saneamiento propuesta por el alcalde