A Coruña despide la Semana Santa con más público de los últimos años

La escuadra de Gastadores de la Fuerza Logística Operativa participó en el recorrido patricia g. fraga
|

  La procesión de Jesús Resucitado y Nuestra Señora de la Paz, la última de la Semana Santa coruñesa, fue ayer un hervidero de gente. Decenas de participantes, bien dentro de la propia comitiva o bien observando desde fuera, siguieron los avances de los pasos por distintas calles de la Ciudad Vieja. El acto, así como tradicionales misas del Domingo de Resurrección, pusieron el broche final a más de siete días de pasión religiosa que según la Junta de Cofradías alcanzaron un éxito mucho mayor al de años anteriores.

El templo de la Venerable Orden Tercera volvió a ser ayer centro neurálgico de la Semana Santa al acoger la salida de los pasos que participaron en la última procesión de este año, el Jesús Resucitado y Nuestra Señora de la Paz. Por las inmediaciones de la iglesia de la plaza de San Carlos se pudieron ver decenas de familias con niños, cofrades con mantillas o pertrechados con sus galas respectivas, bandas de música, católicos convencidos y curiosos en general e, incluso, policías locales y guardias civiles.

Todos disfrutaron de un recorrido, en su mayor parte por la Ciudad Vieja, que este año contó con participaciones estelares, además de congregar a miembros de las cinco cofradías existentes en la actualidad en A Coruña.

Y es que la talla de la Virgen fue escoltada por la escuadra de gastadores de la Fuerza Logística Operativa mientras que el Cristo contó con el respaldo de miembros de la Guardia Civil. En lo que respecta a las agrupaciones que promueven estos actos, el presidente de la Junta de Cofradías –elegido este mismo año por la creación de este organismo para coordinar el trabajo de las cinco agrupaciones–, Salvador Peña, calcula que cada una aportó unos 25 o 30 cofrades. El acto también contó con la presencia de la teniente de alcalde, María Luisa Cid, en representación del Ayuntamiento, y el coronel Martínez, enviado por el comandante de la Fuerza Logística Operativa.

Además, el recorrido estuvo amenizado por la música de distintas bandas, entre ellas la agrupación musical Virgen de la Amargura llegada de Ferrol (a la que se le entregó una medalla de honor) y la coral del Casino que entonó el “Regina Coeli”, el “Angelus” que se interpreta durante la Pascua, en una actuación “muy emotiva”.

Según explicó el presidente de la Junta de Cofradías poco después de recoger las imágenes, las sensaciones de todos los implicados en la procesión fueron de emoción. “Les encantó, fue muy bonita”, aclaró Peña, que volvió a insistir en los momentos de emotividad vividos a lo largo de la mañana.

 

Satisfacción general > Pese a que la tradición de la Semana Santa es más bien reciente y hace unos días el propio Salvador Peña comentaba que la aspiración a largo plazo es crear un reclamo como el de Viveiro o Ferrol, las cofradías están satisfechas con los resultados generales de este año. La opinión que tienen de estos últimos días es “muy positiva” a pesar de que el Viernes Santo las malas condiciones meteorológicas obligaron a cancelar tres procesiones: el Santo Encuentro, el Santo Entierro y la salida del paso de Nuestra Señora de las Angustias.

Peña, que también representa a la Venerable Orden Tercera, subrayó que esa cofradía solo perdió uno de sus recorridos, mientras que la de las Angustias si se quedó en la iglesia con la talla ya preparada.

En todo caso, la valoración general es buena porque “hubo muchos participantes de las cofradías” y muchos coruñeses y turistas en las calles. “Hubo muchísima más gente que en ningún otro año”, estima el presidente de la Junta, que recalca la atención conseguida durante el Jueves Santo. Al parecer la cantidad de personas que se congregaron por las calles de la Ciudad Vieja para disfrutar de las marchas nocturnas “fue una apoteosis”.

A juicio del representante de los organizadores, “la gente se va acostumbrando” a que A Coruña también tenga sus días de pasión religiosa. Es más, en una entrevista concedida a este diario hace unos días, Peña comentaba que el Ayuntamiento debería promocionar más estos actos porque son un “atractivo para la ciudad desde el punto de vista turístico” que puede atraer a visitantes.

Aunque el Gobierno local sí colabora activamente con las distintas agrupaciones, ya pueden comenzar a potenciar estas actividades de cara al año próximo.

A Coruña despide la Semana Santa con más público de los últimos años