Unanimidad en el Congreso para prohibir el indulto a los corruptos y maltratadores

María Salmerón es una madre maltratada que fue indultada por incumplir el régimen de visitas de su hija aec
|

Todos los grupos parlamentarios respaldaron ayer en el Pleno del Congreso la toma en consideración de una proposición de ley del PSOE que modifica la Ley de Reglas para el ejercicio de la Gracia de Indulto, que data de 1870, para prohibir que esta medida se conceda a condenados por corrupción y por delitos de violencia de género.

Eso sí, la mayoría de los grupos cuestionaron que los socialistas limiten la gracia del indulto a esos delitos y no a otros como los de terrorismo, el crimen organizado, la pederastia, la prostitución o la trata de personas, entre otros, por lo que aprovecharán su tramitación para ampliar las excepciones a través de enmiendas a la proposición de ley.

En nombre del PSOE, el portavoz de Justicia, Juan Carlos Campo Moreno, defendió que esta proposición de ley contribuye a llevar a efecto esa expresión tan utilizada de “tolerancia cero” con la corrupción y la violencia de género, delitos que generan “repugnancia” en la sociedad, según comentó.

Campo Moreno se mostró seguro de la utilidad de imponer por ley “la prohibición general” de los indultos y de hacer cumplir “inexorablemente” las sentencias, aunque dice desconocer si también evitará la comisión de los delitos de corrupción y violencia de género. Por el PP, el diputado Arturo García-Tizón adelantó que aceptará la tramitación de propuesta del PSOE pese a tratarse de una Ley “incompleta y escasa” y advirtió un paquete de enmiendas para tratar de mejorar el texto registrado. Entre otras cuestiones, García-Tizón cuestionó que los socialistas hayan exceptuado la concesión del indulto a sólo dos supuestos.

DELITOS DE TERRORISMO
“¿Acaso el PSOE estima que cabe el indulto para delitos de terrorismo, crimen organizado, pederastia o violencia sobre menores? ¿No tienen estos delitos un rechazo social como los de corrupción y violencia de genero?”, planteó el popular, incidiendo en que actualmente no existe ninguna alarma social con la política en materia de indultos que realiza el Gobierno de Mariano Rajoy.

En Unidos Podemos, su diputado Eduardo Santos también respaldó la reforma pese a que su grupo no le satisface, también en su caso porque los socialistas limitan la prohibición del derecho de indulto a corrupción y violencia de género. Un criterio, a su juicio, “excesivamente abierto y restrictivo”. “¿Por qué han de quedar fuera otros delitos como la prostitución, la violación o la trata de personas”, puso Santos como ejemplo.

Unanimidad en el Congreso para prohibir el indulto a los corruptos y maltratadores