El PNV reivindica una “Nación vasca” que no tenga más límite que la voluntad ciudadana

|

El PNV afirmó ayer que su aspiración es consolidar en Euskadi una “convivencia sin violencia” que “alimente” las posibilidades de impulsar una “nueva Nación vasca”, un “sujeto político de derechos sin más límite que la voluntad expresada de su ciudadanía”.
Así lo aseguró la secretaria de la ejecutiva del PNV, Pilar García de Salazar, y el presidente de esta formación en Álava, Xabier Agirre, en la presentación en Vitoria del Aberri Eguna 2014, Día de la Patria Vasca, que la formación que dirige Andoni Ortuzar celebrará el Domingo de Resurrección en Bilbao.
Ambos intervinieron ante los medios de comunicación para presentar una cita para la que el PNV eligió como lema: “Euskadi Europara begira” (Euskadi mirando a Europa).
García de Salazar y Agirre fueron los encargados de leer un texto en euskera y castellano, en el que el PNV explicó que dos son los objetivos que se pretenden reivindicar en la conmemoración de este Aberri Eguna.
Por una parte, la conformación de un consenso básico de paz y convivencia para abrir un “nuevo tiempo de concordia en Euskadi” y en segundo lugar, el inicio de un “debate incluyente que propicie un singular avance del autogobierno en Euskadi”.
“Un acuerdo democrático que posibilite el reconocimiento y su adaptación a las normativas básicas del derecho a decidir”, aseguró Agirre, quien insistió en que la “nueva Nación vasca” que su partido propone se basa en “más paz, más convivencia y más libertad”.
El objetivo es “avanzar juntos y decidir por nosotros mismos cuál puede y debe ser nuestro porvenir”, insistió Agirre, quien reivindicó el derecho de los vascos a “decidir libre y democráticamente su futuro en igualdad de condiciones con el resto de los pueblos y naciones del mundo”. “Euskadi será lo que su ciudadanía quiera que sea”, sentenció.

reconocimiento
Los dirigentes nacionalistas aseguraron también que los vascos “buscan” en Europa el “reconocimiento y la realización nacional” que, según han argumentado, les sigue “negando los Estado español y francés”, de ahí el lema de esta edición.
Además han recordado que el Día de la Patria Vasca “no es una conmemoración contra nadie, ni una exaltación sectaria de enfrentamiento de identidades” sino un “ejercicio de voluntad de supervivencia”.
Finalmente llamaron a la ciudadanía a “reivindicar” el derecho de los vascos a “la paz y a la libertad” y a participar en los actos convocados para, “desde el respeto”, expresar la pertenencia a la “Nación vasca” y el derecho a “decidir su futuro”. n

El PNV reivindica una “Nación vasca” que no tenga más límite que la voluntad ciudadana