La transmisión del Covid-19 cae antes de un puente que pondrá a prueba el control del virus

Fernando Simón muestra un mapa de la situación epidemiológica de España | david fernández
|

La incidencia acumulada del coronavirus en España se sitúa ya por debajo de los 250 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días, en concreto 240,89.  

“Estamos por debajo de uno de los primeros niveles de muy alto riesgo, marcado en 250”, anunció ayer el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón. 

Con una incidencia acumulada a 14 días menor de 250 casos por cada 100.000 habitantes el riesgo pasaría de muy alto a alto, aunque este escenario depende de más indicadores, como la incidencia en mayores de 65 años; la positividad, el porcentaje de casos con trazabilidad; y la ocupación de camas hospitalarias. 

El Ministerio de Sanidad notificó ayer 10.127 nuevos positivos por coronavirus, lo que supone un incremento respecto al miércoles, y eleva el total a 1.675.902 casos. 

Además, 254 personas más perdieron la vida a causa del Covid-19, un cómputo que alcanza ya los 46.038 fallecidos. 

Simón informó de que la evolución de la epidemia siguió casi cuatro semanas de “descenso continuado”, pero advirtió de que 240 casos por cada 100.000 habitantes sigue “mucho más alta” de los objetivos planteados.  

Según los datos notificados por las comunidades autónomas, la presión hospitalaria se sitúa en el 10,53%, mientras que el 25,28% de las camas UCI está ocupada por enfermos de coronavirus. 

En este sentido, advierte de que la variable de los cuidados intensivos se sitúa aún en riesgo muy alto, al no bajar del 25%. 

“Las UCI, que bajan muy despacito, siguen estando ocupadas uno de cada cuatro por Covid”, indicó y avisó también que cualquier relajación que implique un incremento puede conducir a situaciones “complicadas”. 

Exceso de mortalidad
Por otro lado, el sistema MoMo del Instituto de Salud Carlos III cifra el exceso de fallecimientos en España durante la segunda ola de la pandemia (del 20 de julio al 30 de noviembre) en 23.110, un 17,1 por ciento, lo que eleva el total de fallecimientos no esperados desde el 10 de marzo a 67.709. 

Así, se detectaron excesos de mortalidad en las 17 comunidades y en todas se concentró en los grupos de edad de mayores de 74 y entre 65 y 74 años.  

Test a viajeros
En otra línea, la nueva norma que obliga a los viajeros internacionales procedentes de países de alto riesgo a presentar una PCR negativa a su llegada a España obligó a hacer test de antígenos a 1.020 de los 80.000 que llegaron desde el pasado 23 de noviembre, de los que solo 14 fueron positivos.  Por ello, Simón destacó que “la transmisión en España no está asociada a los viajes”.  

Medidas de las comunidades
Por otra parte, las comunidades siguieron tomando medidas para luchar contra la pandemia, como es el caso de Cataluña, que frenó su desescalada, y permanecerá en la fase 1 por el empeoramiento de la situación epidemiológica.

Asimismo, Canarias impuso el toque de queda en el archipiélago estas Navidades, desde el 23 de diciembre hasta el 10 de enero, restringiéndose la libre circulación desde la 1.00 de la madrugada hasta las 6.00 de la mañana.

Además, Madrid se cerró perimetralmente desde la medianoche de ayer y hasta las 00.00 horas del lunes 14 por el puente. 

Castilla y León, por su parte, acordó permitir la apertura de terrazas de la hostelería en todas las provincias menos en Burgos capital,  mientras levanta las medidas en León y Salamanca.

La transmisión del Covid-19 cae antes de un puente que pondrá a prueba el control del virus