“La Manada” pide la absolución y reitera que hubo consentimiento

El abogado de tres de los cinco acusados hace una valoración del juicio | villar lópez (efe)
|

El juicio por la supuesta violación grupal en los Sanfermines de 2016 quedó visto para sentencia, tras once sesiones y después de que ayer los cinco acusados, uno por uno, hayan vuelto a tomar la palabra para reiterar que son inocentes y que confían en la Justicia.
La de ayer fue la jornada en la que las defensas presentado sus conclusiones y pidieron la absolución de los cinco procesados. Consideran las tres defensas que no se produjo agresión sexual y que fueron relaciones “consentidas” por la joven denunciante.

Terminar cuanto antes
En el turno de última palabra, los acusados, uno por uno, al ser llamados por el presidente del tribunal, José Francisco Cobo, indicaron que son “inocentes”. Todos coincidieron en una brevísima intervención en señalar que confiaban en la Justicia o en la sala que les juzga y uno de ellos llegó a decir que espera que “esto termine cuanto antes”.
El acusado que además reconoció haber sustraído el móvil de la joven denunciante señaló que se arrepiente del hurto del móvil y pidió “perdón”.
Toda la vista oral fue a puerta cerrada excepto las dos sesiones de presentación de las conclusiones por las partes, en la que ciudadanos y periodistas pudieron acceder a la sala pero sin ningún tipo de dispositivo para grabar, solo con cuaderno y bolígrafo.
Sobre las 15.45 horas del martes el presidente del tribunal que juzga el caso dijo “visto para sentencia”, a la espera ahora de conocer una sentencia que, según dijo recientemente el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN), podría salir después de las navidades.
Las defensas de los cinco acusados abandonaron el juzgado señalando que “ha sido muy duro” pero que confían en una “buena sorpresa” en la sentencia que dicte la sección segunda de la Audiencia de Navarra.
El abogado de tres de los acusados, Agustín Martínez Becerra, afirmó que “lo único que me cabe esperar es la absolución” tras la conclusión del juicio. “De lo que se trata es de que hayamos intentado acreditar de manera efectiva que todo lo que se celebró en la sala desde el día 13 ha puesto de manifiesto que no hubo ninguna agresión sexual”, señaló.
Sobre ayer explicó que “no tenemos que demostrar que somos inocentes, es la parte contraria la que tiene que demostrar que somos culpables”.

“La Manada” pide la absolución y reitera que hubo consentimiento