Un nuevo debate en Abegondo

01 diciembre 2013 Fútbol Liga Segunda División Deportivo - Lugo 0-0
|

La derrota ante la Ponferradina, sin daños colaterales por los tropiezos de los perseguidores, quedará como una anécdota en esta temporada. No obstante ha hecho reflexionar al equipo, no es para menos, y desde esta mañana técnico, colaboradores y jugadores empezarán a debatir sobre el sistema de juego que tan bien funcionó en dos partidos y tan mal se dio ante la Ponferradina.
Hay días en los que es mejor no salir de la cama. El Deportivo tuvo el suyo particular ante el equipo berciano. Los que estaban en las berzas eran los blanquiazules, superados desde el primer minuto de juego por los de Claudio Barragán.
Aunque se han buscado motivos, incluso peregrinos, al bajo rendimiento del equipo en este envite, parece una cuestión de actitud, impronta e  intensidad. Mientras los jugadores visitantes salían al terreno de juego hipermotivados por las palabras de Saúl, compañero que horas antes anunciaba que dejaba el fútbol profesional por las lesiones y que  justo antes de comenzar el partido les explicaba ‘lo que daría por jugar en Riazor’ este envite, el Deportivo comparecía en el verde con una empanada digna de concurso.
Mientras los jugadores rivales corrían, no fallaban en los pases, les salía todo y hacían ‘el partido de su vida’, el cuadro herculino encadenaba error tras error para, finalmente, hacer de todo el encuentro una gran errata.
Si en dos partidos el Depor, con el mismo sistema de juego, hizo 180 minutos de victorias y buen fútbol, de goles, de sólida defensa que no encajó ni un tanto y en el último la cosa ‘sale rana’, ¿qué hará el equipo? ¿Apostará por enmendarse ante el Lugo con los mismos jugadores sobre el campo o veremos la vuelta de un mediocentro defensivo como Álex Bergantiños o Cezary Wilk?

respuestas
Las respuestas a las preguntas que los profesionales del Deportivo puedan hacerse comenzarán esta misma mañana con la vuelta al trabajo de los blanquiazules.
Si el equipo repite tendrá que emplearse a fondo, presionando al Lugo en su propio campo, con un esfuerzo importante de los jugadores de ataque.
En caso de se opte por la vuelta al 1-4-2-3-1 el planteamiento cambiaría un poco. Pero hay más opciones e incluso es posible que Fernando Vázquez dé una sorpresa ante el conjunto lucense.
Hace tiempo que el entrenador no apuesta por salir con dos delanteros. Con Ifrán ganando minutos y Toché listo para jugar podría decantarse por un dúo en ataque (en el que uno de los dos puede actuar más retrasado) dejando por detrás a Sissoko, Rabello, Juan Domínguez y al mediocentro defensivo en caso de que vuelva al equipo. De todos modos el entrenador no decidirá hasta que la semana esté llegando al final y el equipo encare el choque del Anxo Carro. Cualquiera que sea la decisión ha de dar sus frutos. Sobre todo porque se espera que el once salga bien activado al terreno de juego, sin la empanada del pasado sábado, en la que los coruñeses tuvieron, parafraseando a ‘Long’ John Toshack “un mal día en la oficina”. No hay que darle más vueltas a una derrota  y sí pensar en la próxima victoria.

Un nuevo debate en Abegondo