Sangre, sudor y píxeles: el torneo del nuevo club de la lucha digital de la ciudad

el ideal gallego-2019-10-30-036-18d01266

El fin de semana que viene se celebrará un torneo de lucha en la ciudad. Los participantes se situarán el uno frente al otro dispuestos a llegar hasta el final, a demostrar su fuerza y su valor, su entrenamiento, las horas pasadas estudiando las técnicas de lucha hasta ejecutarlas implacablemente. Y al final, uno de ellos se alzará victorioso sobre el cuerpo del rival, con las manos empapadas de sangre. O, en este caso, de píxeles, porque se trata de Breofighters I, el primer gran torneo de FightingGames en A Coruña, así que todas peleas tendrán lugar en la pantalla de la consola.

El encuentro está organizado por la asociación Breogaming, montada exprofeso para promocionar el evento por unos amigos, ya talluditos, que siguen disfrutando con los videojuegos. “No nos gustaba ninguno de los torneos que montan, así que decidimos que, en vez de quejarnos, montaríamos uno”, señala Hugo Pastoriza, uno de los fundadores.

La razón es que los torneos suelen ser parte de un evento mayor, y no incentiva la formación de una comunidad que se esfuerce por mejorar y que quede para jugar. Porque la intención es que el torneo ayude a crear una especie de club de la lucha virtual. Y hay algunos luchadores virtuales muy buenos en A Coruña. “Hay uno que quedó en el número 68 en un campeonato en Estados Unidos”, señala Santiago Rey, de AtlanTIC, que proporciona el soporte técnico.

Personajes y mandos

Por el momento hay 27 preinscritos, pero pueden llegar hasta 100 luchadores o jugadores, según se mire. La competición abarca varios juegos: “Tekken 7”, “Street Fighter V”, “Dragon Ball FighterZ”, y “Super Smash Bros Ultimate”, con todos los personajes desbloqueados, para que todo el mundo pueda jugar con su favorito, el que mejor domina, con el mando con el que esté más cómodo.

Todos los organizadores son adultos y, en realidad, “hay mucha solera en estos juegos, aunque también juegan niños”, como señala Rey. “Esperamos que sea gente que quiera aprender o gente de nuestra edad que quiera reformar los videojuegos, a ver qué tal le va”, dice Pastoriza. Nadie sabe si un jugador desconocido (un “random” como se conoce en el mundillo) dará la campanada.

“Los juegos de lucha siempre han sido los más exigentes, los más inmediatos ¿Soy mejor que tú o no?”, asegura Pastoriza. Si la respuesta es sí, se llevará el trofeo y la bolsa. Y el primer paso es apuntarse en breogaming.es. 

Sangre, sudor y píxeles: el torneo del nuevo club de la lucha digital de la ciudad

Te puede interesar