Alarma en la calle de Barcelona por la presencia de los bomberos, que acudieron a abrir una puerta

|

El Ideal Gallego-2011-07-31-006-7c3c42d8

 redacción > a coruña
  Por la calle de Barcelona no es extraño ver patrullando tanto a la Policía Local como a la Nacional. Sin embargo, las sirenas de los bomberos no suelen pasar desapercibidas entre los vecinos de la zona, por eso la presencia de una unidad ayer por la mañana en la calle peatonal revolucionó el entorno de la vía, pese a que la salida del equipo de bomberos sólo tenía como objetivo la apertura de la puerta de una vivienda.
El suceso se produjo pasadas las doce la mañana. Fue a esa hora cuando muchos de los vecinos que se encontraban realizando sus compras en las tiendas del barrio se toparon de frente con un coche de bomberos aparcado frente al número 66. Para mayor susto de las personas que se pararon a ver lo que estaba ocurriendo, al lado del camión estaba aparcada una ambulancia de la Cruz Roja.
Sin embargo, pese a la aparatosidad de la cena, los bomberos explicaron que su trabajo se limitó a abrir una la puerta de una vivienda, en la que se encontraba una mujer mayor que no se podía mover. Al parecer, todos los días acudía hasta el domicilio una persona que se encargaba de su cuidado, y que ayer se encontró con la imposibilidad de acceder a la vivienda, por lo que se solicitó la intervención de los servicios de emergencia.

Otras salidas > Los bomberos indicaron que tuvieron que realizar otras salidas a lo largo de la mañana, pero sin importancia. Entre ellas otra en la calle Barcelona por culpa de unos cables sueltos en un bajo, pero donde al final no tuvieron que intervenir.
Por su parte, Cruz Roja informó de un choque que se produjo el viernes por la noche, cerca de Espacio Coruña, en el que se vieron implicados un coche y una motocicleta. En el suceso resultó herida una joven de 18 años, L.S.E., que fue trasladada con heridas leves al Hospital Universitario.

Alarma en la calle de Barcelona por la presencia de los bomberos, que acudieron a abrir una puerta