La demolición de la chimenea de Sabón enfila los últimos 50 metros

La chimenea está por debajo de la cota 55, indican desde Naturgy | quintana
|

El derribo de la histórica chimenea del polígono de Sabón enfila ya sus últimos 50 metros, según indica la empresa Naturgy, lo que supone el tramo final de unos trabajos que comenzaron en el mes de febrero de 2017.


La compañía eléctrica recuerda que la edificación ya está por debajo de la cota 55 –la cota de rasante o base de la chimenea es de 18 metros– y la previsión es que en octubre se finalicen por completo los trabajos.


Actualmente, explica la firma, los operarios siguen utilizando el procedimiento de “corte de rodajas”, mientras que “los últimos 40 metros se demolerán con maquinaria desde el nivel del suelo”, tal y como se había anunciado en el proyecto de derribo.

Retrasos
La obra acumula retraso y ya han pasado más de dos años desde que se anunció su demolición, pero la compañía ha asegurado en varias ocasiones que las tareas se están realizando siguiendo todas las medidas necesarias de seguridad.


Aseveran que restan unos 50 metros por demoler y que en la primera fase –de los 200 a los 140 metros– se trabajó de forma manual, con martillos picadores y cizallas en la parte más alta, donde el espesor del hormigón es menor.

Se cortaban trozos pequeños que se iban tirando dentro del fuste de la chimenea, pero más tarde comenzaron los cortes de “rodajas” o “sectores” del fuste con hilo de diamante –que continuarán hasta que queden 40 metros–. La retirada de esos últimos metros se hará de forma mecánica y ya desde el suelo, debido a la consistencia del hormigón.
La compañía eléctrica ha invertido en el desmantelamiento de las dos chimeneas –la “pequeña”, de 70 metros, fue derribada en 2016– un total de doce millones de euros. Los 60 operarios de la empresa especializada Afesa se centraron en los primeros meses en el interior de la torre, que contaba con un refractario de ladrillo que hubo que eliminar antes de proceder a trabajar en la chimenea.


La central térmica de Sabón inició su actividad en 1972 con dos grupos de producción de energía eléctrica que utilizaban el fuelóleo como combustible principal. En 2008 se puso en marcha el grupo de ciclo combinado y en 2010 Gas Natural solicitó el cierre de los dos grupos más antiguos, que habían agotado su vida útil tras 40 años y más de 60.000 horas de actividad.

La demolición de la chimenea de Sabón enfila los últimos 50 metros