Sánchez admite que no podrá gobernar en solitario y apuesta por un Ejecutivo “transversal”

Spain's Socialist Party (PSOE) leader Pedro Sanchez walks to the podium at the start of an investiture debate at parliament in Madrid, Spain, March 1, 2016. REUTERS/Sergio Perez
|

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, se mostró convencido ayer de que será presidente del Gobierno, pero admitió que, con 90 diputados, no tiene “fuerza suficiente” para liderar un Ejecutivo monocolor. Según dijo, trabaja por “un gobierno transversal, que pueda ir al centro derecha y que pueda representar a la izquierda”.
Así lo señaló el líder de los socialistas en una entrevista en Cuatro en la que explicó que no se cierra a “ninguna formulación” y ha dejado abierta la puerta a un gobierno de coalición.
Sánchez recalcó que “nunca” se ha “cerrado” a esta posibilidad, pero dio un paso más al apuntar que su partido no tiene fuerza para gobernar en solitario “porque así lo han querido los españoles” en las urnas. “El PSOE con 90 diputados no tiene la fuerza suficiente como para tener un gobierno monocolor”, dijo.
Por eso, explicó que trabajará por un gobierno paritario, que “no va a ser un gobierno partidista, no va a ser monocolor”, sino “transversal, que pueda ir al centro derecha y que pueda representar a la izquierda”.

con chantajes
Así respondió cuando se le ha preguntado por la posibilidad de que Iglesias sea vicepresidente de un Ejecutivo socialista. Sánchez insistió que se cierra a “ninguna formulación”, pero recalcó que a lo que sí se cierra es a “las formas” que tuvo el líder de Podemos. “Yo con chantajes no funciono”, afirmó.
Sánchez apuntó que “primero” intentó pactar con Iglesias, pero el líder de Podemos “se descolgó” pidiendo una Vicepresidencia que tuviera el control del CNI, el CIS y RTVE y defendiendo un referéndum en Cataluña. Es decir, puso “chantajes, vetos y líneas rojas”.
Pese a esto, también a que la semana pasada tuvo que “escuchar” en el Congreso “lo de la cal viva”, Sánchez aseguró que se quiere “poner de acuerdo con Iglesias”, porque tienen “una enorme oportunidad.

Sánchez admite que no podrá gobernar en solitario y apuesta por un Ejecutivo “transversal”