La última tecnología llega a los campus para eliminar las distancias

Abalde, en el centro, junto a los técnicos del proyecto J.ALBORÉS
|

La Universidad continúa dando pasos hacia la modernización tecnológica, con el proyecto de implantación de los escritorios virtuales. Con este nuevo sistema, todo el personal de la entidad y los alumnos podrán conectarse al servidor universitario sin necesidad de estar físicamente en el campus. El vicerrector de Títulos, Julio Abalde, y los técnicos del proyecto, presentaron ayer esta iniciativa, que ya se ha puesto en marcha en 300 equipos y que a lo largo de 2014 llegará a un total de mil.
Se trata de pequeños dispositivos que, conectados a cualquier ordenador, tablet o, incluso, un teléfono, permite a los usuarios conectarse de forma remota con su escritorio de trabajo, en el caso del personal, o con los servicios de las aulas net, si se trata de los alumnos. “Con esta tecnología se modernizan, con un gasto mucho menor, los equipos que han quedado obsoletos, además de permitir un consumo energético cuatro veces menor” señalaba Abalde.

Trabajar desde casa
Si bien, el personal docente y el administrativo no podrán conectarse desde fuera de la Universidad, los alumnos tendrán acceso a través de internet para poder hacer uso de los servicios de la entidad. El vicerrector señalaba como gran ventaja el hecho de que los estudiantes puedan realizar trabajos o prácticas desde sus casas y utilizar todo el software que su facultad pone a su disposición. “Podrán imprimir desde casa y pasar por el aula net a recoger los trabajos”, subrayaba, Abalde, que señala que organismos con el Sergas estudia implantar esta misma tecnología. n

La última tecnología llega a los campus para eliminar las distancias