El comité de Cespa no quiere ir a María Pita y habla de “huelga sin remedio”

El Ideal Gallego-2017-08-02-003-9e63c746
|

El Ayuntamiento espera que la reunión de hoy a la que había emplazado al comité de Cespa sirva para evitar la huelga indefinida que comenzará el día once. Pero en un rotundo comunicado firmado conjuntamente por el secretario general de STL (el sindicato mayoritario en Cespa), Miguel Ángel Sánchez Fuentes, y el presidente del comité de empresa, Luis Martínez, se advierte de que no acudirán a ninguna convocatoria que no les cite a ellos en exclusiva (y no a todo el comité, como quería el alcalde). Si no reciben hoy una nueva convocatoria en estos términos, añaden,  “están abocando a esta sociedad a una huelga sin remedio”. 
Las declaraciones de la concejala de Medio Ambiente, de la que depende el servicio de limpieza, tampoco han sentado nada bien a los sindicalistas. María García asegura que, de momento, las causas de este malestar les parecen “inconcretas” porque en ningún momento se pusieron en peligro los puestos de trabajo en la recogida de basuras. STL, asegura, en cambio, que las contratas de refuerzo de limpieza en verano entran dentro de su pliego de condiciones. El recelo es grande porque todavía no saben qué pasara en enero, cuando finalice el contrato de Cespa y el servicio de limpieza vuelva a licitarse. 
Subrogación 
En principio, los 393 empleados deberán ser subrogados por ley, pero los representantes sindicales no se fían y, para más seguridad, exigen que la subrogación figure en el nuevo pliego de condiciones. Además, califican de “nefasta” la gestión municipal en limpieza, recogida y tratamiento de residuos, lo que provoca la percepción de suciedad que aseguran que tiene el público en general, que “no puede llegar a entender cómo esta pasando esto”. 
Una de las razones por las que STL desconfía del Gobierno local es que porque no fueron capaces de licitar el contrato de recogida de basuras a tiempo. Expiraba en noviembre, pero como no hay nueva concesionaria, es Cespa quien sigue recogiendo la basura según una prórroga que se renueve mes a mes.
Ambos contratos, el de basuras y el de limpieza, suman 21 millones de euros, de manera que se espera que despierten un gran interés en las empresas cuando salga el concurso, aunque STL expresó sus dudas de que el Gobierno local sea capaz de sacar el de limpieza a concurso en el plazo. 
Tanto el alcalde, Xulio Fereiro, como la propia María García, han insistido siempre en que el Gobierno local ha mantenido un respeto escrupuloso a la legalidad y a los derechos de los trabajadores, que ya se han reunido en más ocasiones con STL y que, además, las contrataciones de los servicios de refuerzo han pasado por el visto bueno del interventor y que no vulneran el pliego de condiciones de Cespa. 
Pero el tono bronco de STL deja claro su completo desacuerdo. De hecho, los sindicalistas se han mostrado indignados con el Gobierno local porque citó para hoy a todo el comité de empresa, incluidos los dos delegados de la CIG. STL y el sindicato nacionalista mantienen un desencuentro permanente, pero el primer sindicato cuenta con once delegados, mientras que la central nacionalista cuenta solo con dos, así que es el Sindicato de Trabajadores de Limpieza quien decide si ir a la huelga, medida que fue aprobada el fin de semana por más del 90% de la plantilla. 
Mientras tanto STL sí se ha reunido con otros partidos políticos: el lunes con el PP y el PSOE y ayer, con Podemos, a cuyos representantes dieron a conocer la situación. l

El comité de Cespa no quiere ir a María Pita y habla de “huelga sin remedio”