Reportaje | La Ruta Cochina de Miño, una iniciativa que gana fieles cada Semana Santa

El Ideal Gallego-2018-03-30-016-725f09a5
|

¿Si antes se pagaba la bula al cura para comer carne en Cuaresma, por qué no nos la van a pagar a nosotros? Fue lo que pensaron los propietarios de ocho establecimientos hosteleros de Miño cuando surgió la Ruta Cochina, una iniciativa gastronómica que ofrece pinchos a base de cerdo a precios populares. En plena Semana Santa y, para más inri, en Viernes Santo.
Ayer comenzó la cuarta edición de esta actividad y, según explica Adrián Anido –Taberna A Costa–, lograron “más afluencia de la esperada”, aunque el día fuerte sigue siendo el de hoy, el viernes, precisamente el día en el que está totalmente prohibido comer carne según las Sagradas Escrituras. “Creo que todo eso quedó un poco anticuado, la gente busca algo diferente en Semana Santa y no siempre lo mismo: procesiones y ya está”, dice Anido.
Junto a la Taberna A Costa participan el Bar Vidal, A Buchaca, Bellavista, Cobo 44, Bar Tolín, Picoteo y A Tasca, que ofrecen a un precio que ronda los tres euros platos –por el tamaño no podrían llamarse pinchos– como el montadito de lomo y queso de Arzúa, el minicachopo o las carrilleras, además de otras variedades como empanadillas a base de cerdo.
“Buscamos que la gente no se vaya del pueblo durante la Semana Santa, proponer alternativas de ocio para que se queden a comer por aquí, además de atraer a los turistas que visitan Miño, que es una localidad que suele atraer a mucha gente”, explica Adrián Anido, quien indica que cada año la Ruta Cochina logra más “fieles” y suma locales participantes.
Boca a boca 
La ruta continúa hoy en el municipio tanto al mediodía como por la noche, “que suele tener más éxito de público”, apuntan desde Taberna A Costa. Gracias al “boca a boca”, esta iniciativa se ha hecho más conocida y entre los comensales puede verse “tanto gente de Miño como de ayuntamientos limítrofes e incluso de fuera de esta zona”, indica Anido. Los clientes que degusten las especialidades de la Ruta Cochina, además, podrán entrar en el sorteo de vales regalo.
Esta es una de las actividades en las que más se vuelca la hostelería local, aunque otras fechas importantes suelen ser los Carnavales y la Navidad. “La Ruta Cochina es casi la más señalada, gusta mucho a la gente y nos piden que sigamos con ella en años próximos”, concluye Adrián Anido.
En tiempos en que es difícil no caer en la tentación, el ayuntamiento de Miño decide desafiar a la tradición con una divertida ruta gastronómica que congrega cada año a nuevos adeptos.l

Reportaje | La Ruta Cochina de Miño, una iniciativa que gana fieles cada Semana Santa