La adrenalina y los altos vuelos toman la explanada de O Parrote en una nueva edición de Street Games

Los Street Games fueron un ir y venir de gente desde primera hora de la mañana, hasta bien entrada la noche | pedro puig

Con la mandíbula a punto de desencajarse y sin saber para qué punto mirar por miedo a perderse algo. Así se podría describir de una manera rápida y sencilla a los visitantes del Street Games menos habituales de los deportes urbanos, que mostraban su incredulidad ante las capacidades físicas que demostraban los participantes, tanto en competiciones como en exhibiciones y entrenamientos varios.

El deporte urbano tomó ayer, por segunda jornada consecutiva, la explanada de O Parrote con sus diferentes instalaciones para cada disciplina. Una de las atracciones para el público, desde primera hora de la mañana, hasta la noche, fue la escalada en bloque, en la que se sucedieron las diferentes fases de competición, para las cuales se iban adecuando sus muros, variando cada poco los puntos de apoyo y creando zonas de mayor dificultad que otras.

Mientras tanto, los cuellos de los espectadores se iban girando cada poco hacia atrás, para poder ver a los deportistas que se atrevían con la Highline.

Una cinta a quince metros de altura por la que no sólo cruzaban, sino que mostraban su habilidad ejecutando maniobras tales como planchas, sosteniéndose solo sobre sus manos. Los hubo incluso que se atrevieron a hacer disfrutar, aún más si cabe, al público ejecutando bailes a quince metros sobre ellos.

Rebajando un poco las dosis de adrenalina, pero no por ello el grado de espectacularidad, unos metros más lejos de la Highline se encontraba la Slackline, una modalidad similar, pero con una altura mucho menor y en la que los saltos y cabriolas de los participantes arrancaban los aplausos del público allí reunido cada pocos minutos.

Las plataformas de parkour y la pista de skate acogieron a aficionados y profesionales durante todo el día que pusieron a prueba sus habilidades, mientras los primerizos en estos deportes asimilaban lecciones en las diferentes clases y talleres.

El plato fuerte de Street Games era la competencia de Psicoblock, sobre el muro que da directamente al agua del puerto coruñés. En torno a las 22.00 horas, ocho escaladoras y ocho escaladores se dieron cita sobre este muro, de 16 metros de altura, tratando de ser los primeros en alcanzar al punto situado a mayor altura, o, por lo menos, no ser el primero en caer al agua.

Finales

La competencia de Psicoblock vivía ayer su inicio y su fin, por lo que hoy solo se celebrará el “Open popular”, de 10.00 a 12.30 horas, pero el grueso de competiciones se finiquitarán a lo largo de esta jornada, en la que el plato fuerte será la final del Moonboard Masters, a partir de las 15.30 horas. Pero también tendrán lugar hoy las finales de Slackline, Speed y Parkour, además de la prueba especial de Skate. La jornada también contará, al igual que la de hoy, con talleres y clases para los más novatos, así como puestos de moda urbana y comida

Durante la mañana de ayer, el evento recibió la visita de la concejala de Turismo, Diana Cabanas, que quiso, al igual que los cientos de visitantes que se congregaban allí, disfrutar en primera persona de las habilidades de los deportistas que participaron en esta nueva edición de Street Games.

La adrenalina y los altos vuelos toman la explanada de O Parrote en una nueva edición de Street Games

Te puede interesar