El PP recurre su condena de la “Gurtel” por no demostrar el beneficio ilícito

El extesorero del PP Luis Bárcenas, a su salida de su comparecencia hace unos meses | aec
|

El Partido Popular recurrió la condena como partícipe a título lucrativo por la primera época de actividades de la trama “Gurtel” (1999-2005) al entender que el tribunal no valoró si efectivamente se produjo el beneficio ilícito que le atribuye por las actividades de la red corrupta en los municipios madrileños de Majadahonda y Pozuelo de Alarcón.
En un escrito remitido a la Audiencia Nacional, la formación popular pide su absolución y expone una serie de pretensiones que, a su juicio, no fueron respondidas en la sentencia conocida el pasado 24 de mayo en la que se le obliga a pagar 245.000 euros. Según expone, no se valoró si se produjo el enriquecimiento ilícito por su vinculación con las empresas del líder de la trama, Francisco Correa, teniendo en cuenta el funcionamiento de una campaña electoral.


Añaden que, al no detallar “partida a partida” las cuantías que se le reclaman, no queda claro cuál fue el lucro concreto del Partido Popular como persona jurídica. “¿Por qué se hace responsable al Partido Popular de entregas de dinero procedentes de las cuentas del “Grupo Correa”? ¿Cómo saben los magistrados de la mayoría que después ese dinero se invirtió en pagar actos del Partido Popular? ¿Qué actos, dónde se celebraron, cuándo tuvieron lugar? ¿Por qué la sentencia dice que esos fondos tienen origen desconocido y sin embargo los incluye como posible producto de un delito?”, se pregunta la formación.

El escrito insiste en que en la resolución debería quedar acreditado el beneficio ilícito que otorga el tribunal de la “Gurtel” al PP y entiende por ello que era “esencial” que la misma analizase las diferentes estructuras a nivel nacional, regional y local, además de la diferencia entre grupo municipal y partido. Tampoco considera que en la resolución, de 1.687 páginas, quede demostrado que el PP, a nivel nacional, era conocedor de las prácticas irregulares dentro de la formación “más allá de acudir a la lógica”. Se refiere a la parte de la sentencia en la que los magistrados expusieron que los responsables de la formación sabían como se financiaban las elecciones y que negarlo sería ir en contra de las evidencias puestas de manifiesto y de toda lógica.
La formación busca su absolución en esta primera etapa porque dice que no entran a analizar qué se considera gasto electoral, cómo se sufragan gastos electorales o quién puede realizarlos.

El PP recurre su condena de la “Gurtel” por no demostrar el beneficio ilícito