Valín terminó el test con un esguince de tobillo

Nociones tácticas. Vázquez, con Nacho y Rolan | quintana
|

El mal fario en forma de lesiones se está cebando con la retaguardia del RC Deportivo de La Coruña esta temporada y, más en concreto, con la demarcación de lateral.

En la sesión de ayer el joven carrilero canterano Jorge Valín sufrió un esguince de tobillo, que podría condicionar su rendimiento en los próximos días.

En función de la gravedad de la torcedura —que deberá ser evaluada por los servicios médicos de la entidad—, el ‘2’ deportivista podría estar días o semanas al margen de la actividad colectiva blanquiazul.

El del exfabrilista ha sido un nuevo contratiempo que ha afectado a los laterales de una plantilla mermada en este puesto específico; no en vano, tanto Eneko Bóveda como Salva Ruiz se afanan por rehabilitarse por completo de sus respectivas roturas fibrilares padecidas en Santiago de Compostela.

El central Derik Osede, que precisamente en el Vero Boquete tuvo que dejarse caer a la banda izquierda, también arrastra una dolencia en el tendón de Aquiles, de la que se está recuperando.

A día de hoy, y, aunque los cuatro defensas ‘tocados’ poseen opciones de llegar en condiciones al duelo ante el Guijuelo —este fin de semana no habrá Liga—, el Depor solo goza de un lateral nato disponible, como es el pucelano Héctor Hernández. En una zaga ‘entre algodones’, en la jornada de ayer tuvieron entrenamiento específico Eneko Bóveda, Salva Ruiz, Héctor, Borja Granero y Derik Osede.

Valín terminó el test con un esguince de tobillo